LEB ORO

Tempranera 'final' para el Cáceres

Grabauskas, obligado a dar un paso al frente. :: A. Méndez/
Grabauskas, obligado a dar un paso al frente. :: A. Méndez

El conjunto de Ñete Bohigas está obligado a ganar hoy a Clavijo para comenzar a disipar las dudas existentes sobre el rendimiento del equipo

J. C.

CÁCERES. Nadie en el seno del Cáceres quiere oír hablar de final. Es más, tanto jugadores como cuerpo técnico se han afanado en exhibir en los últimos días un mensaje de relativa tranquilidad y calma. Sea como fuere, lo cierto es que el equipo verdinegro entrenado por Ñete Bohigas sí está hoy ante una especie de 'final', si no decisiva para cumplir los objetivos, sí al menos muy significativa en caso de derrota, atendiendo a la meta inicial de luchar por los playoffs.

Frente a un rival de parejo potencial como es Clavijo (Multiusos, 21.00 horas), los verdinegros tendrán hoy la misión de comenzar a disipar las dudas sobre el rendimiento del equipo. Y es que un nuevo traspié en casa dejaría muy tocado a un plantel al que se le presupone más potencial real que al del pasado ejercicio.

EL DATO

18
Fueron los rebotes que Breogán sacó de diferencia al Cáceres en el último encuentro.

De esta forma, los jugadores del Cáceres tendrán que saber gestionar una presión que el propio entrenador ha querido cargarse a sus espaldas en las últimas semanas. Todo para que sus pupilos afronten el envite desde la tranquilidad: «Los dramas, para el Gran Teatro. Yo solo hablo de baloncesto con mis jugadores para que estén tranquilos y en la cancha se manifiesten como son», explicaba ayer Bohigas en su comparecencia pública previa al importante partido.

EN EL PUNTO DE MIRAEvan Yates Ala-pívot Clavijo LO DICE...Sergio Pérez «Los jugadores somos los primeros que estamos preocupados porque no nos esperábamos estar en esta situación»

A su juicio, el grupo que dirige ha trabajado «a buen nivel» durante la semana, destacando la concienciación de sus jugadores «sin ninguna otra connotación». Bohigas también avisa de la dificultad que entraña la cita ante el equipo riojano. Un adversario del que destaca su alto ritmo de juego y las buenas soluciones en el uno contra uno, además de su capacidad para generar juego desde el poste bajo. La gran asignatura pendiente para el Cáceres, por su parte, continúa siendo la faceta reboteadora, así como mostrar un perfil más incisivo: «Necesitamos referencias interiores para anotar desde el perímetro», defiende el técnico del conjunto cacereño.

Uno de los pesos pesados en el vestuario, como es el veterano Sergio Pérez, también quiso dar la cara ayer para mostrar su particular punto de vista sobre la situación del equipo: «Las sensaciones son buenas, pero al mismo tiempo incómodas. El buen trabajo se demuestra con los resultados y los jugadores somos los primeros que estamos preocupados porque no nos esperábamos estar en esta situación. Hemos intentado corregir errores para no volver a repetirlos. Necesitamos paciencia, calma y trabajar bien todos los detalles».

Por segunda jornada consecutiva en el Cáceres no estará el base Pol Oliver por su lesión en el cuádriceps. En el Clavijo podrá debutar el escolta Rogier Hansen, quien conoció ayer a sus compañeros.

El jugador estadounidense, que lidera las facetas anotadora y reboteadora de su equipo, será la principal amenaza para el cuadro cacereño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos