LEB PLATA

El Plasencia desafía en Granada a las estadísticas y a la lógica

Seydou, ante Torres. :: PALMA/
Seydou, ante Torres. :: PALMA

El equipo placentino, después de salir del descenso, inicia el Tourmalet visitando al colíder y reciente campeón de la Copa

JUAN CARLOS RAMOS

PLASENCIA. Bienvenidos al Tourmalet. Primer puerto, el Palacio de los Deportes de Granada. Justo la semana después de salir de los puestos de descenso, al Extremadura Plasencia le llega la cuesta más empinada de todo el calendario. De su capacidad para sacar al menos dos de los cinco partidos que tiene por delante, dependerán muchas de sus opciones para seguir un año más en la LEB Plata.

La primera parada es quizás la más complicada. Se enfrenta a la plantilla más potente del campeonato, a uno de los del triunvirato de líderes y al vigente campeón de la Copa LEB Plata, trofeo que conquistó hace un par de semanas. Hoy, a partir de las 18.30 horas, comprobaremos si en el deporte no hay nada escrito o si bien es la lógica la que se acaba imponiendo.

A pesar de largo viaje y el ogro que le espera en tierras nazarís, la expedición tiene ganas de jugar en un coliseo que vive y siente el baloncesto. Hace unos años, el Plasencia se convirtió en la bestia negra del Granada en la Liga EBA. Ahora será un poco más complicado. «Nos motiva jugar ante 2.500 o 3.000 personas, intentaremos compensar el cansancio con motivación», señalaba Carlos Díaz antes de viajar.

«Es un equipo hecho a la carta, el único con dos jugadores importantes por posición. Debemos aceptar el reto de que será un partido muy físico, con bloqueos duros, y aceptar el guante. Tenemos que mantener la dureza durante los cuarenta minutos para tener opciones», indicaba el técnico del Extremadura Plasencia, que tiene a todos sus jugadores disponibles y sin molestias.

En el Granada, Pablo Pin podrá contar con Ferrán Torres, que ya jugó unos minutos en el Alameda. El catalán ha completado todos los entrenamientos de la semana con normalidad y ya ha recibido el alta médica, por lo que podrá disfrutar de minutos si el técnico nazarí lo estima oportuno. Además, Eloy Almazán ha entrado poco a poco en la dinámica de grupo tras superar una infección respiratoria y también podrá jugar.

Por su parte, Alo Marín será duda hasta última hora debido a una torcedura de tobillo que arrastra desde la semana pasada, agravada tras forzar en Morón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos