LEB ORO

Parejo y el Cáceres llegarán al lustro

Parejo, ayer desde tierras almerienses. :: CÁCERES BASKET/
Parejo, ayer desde tierras almerienses. :: CÁCERES BASKET

Jugador y club acuerdan activar una cláusula de renovación por la cual el almeriense vivirá su quinta temporada en el Multiusos

J. CEPEDA CÁCERES.

Héroe del último ascenso, capitán y uno de los hombres más queridos entre la afición verdinegra. No pudo acabar la temporada pasada por culpa de una lesión en la muñeca y, a tenor de lo visto, esa variante del guion no sería aún la despedida. Ya recuperado, Luis Parejo y el Cáceres vivirán a lo largo de esta campaña una relación que alcanzará el lustro después de que club y jugador hayan acordado activar una cláusula de renovación. Tras la de Sergio Pérez, la oficialización del escolta almeriense de 28 años es la segunda realizada por el club cacereño con vistas a la temporada 2017/2018, que comenzará el 30 de septiembre.

La de Parejo no es una renovación al uso, pues su bagaje numérico sobre el parqué es tan solo una cara de un poliedro convertido ya en un icono totalmente identificado con el proyecto, siendo pieza clave en la armonización del vestuario cacereño.

En los 30 partidos disputados la pasada campaña con la camiseta del Cáceres, Luis Parejo firmó de promedio 9,7 puntos, 2,8 rebotes y 1,7 asistencias, así como una valoración de 9,4 en casi 26 minutos de juego.

Su buen hacer sobre la cancha le ha supuesto ocupar los primeros puestos del ranking histórico del Cáceres, tal y como ilumina la ya famosa 'Filipedia' elaborada por el aficionado Felipe Criado. En este sentido, Parejo ostenta el primer lugar en cuanto al número de triples y porcentaje de tiros libres. Además, si juega más de 27 partidos, esta misma temporada podría superar a Juan Sanguino como jugador con más encuentros vistiendo la casaca verdinegra, entre otras varias estadísticas relevantes en la historia del Cáceres.

Parejo pasa estos días en su tierra natal comandando un campus de verano para jóvenes baloncestistas. Pese a ello, el capitán no dejó pasar la oportunidad para enviar a través de las redes sociales un mensaje a todos los aficionados: «Para mí es un orgullo seguir formando parte del Cáceres. No hay quinto malo», expresó con complicidad.

Las incógnitas aún son las caras nuevas que puedan presentarse en el diseño del proyecto deportivo, una vez es prácticamente seguro que la mayoría de los jugadores foráneos del pasado plantel no continuarán, bien por imposibilidad de retenerlos o para buscar más regularidad en el juego.

Fotos

Vídeos