Calderón, renacido, se gana los playoffs

José Manuel Calderón con la camiseta de los Cleveland Cavaliers durante un partido de esta temporada en la NBA. :: cavs.com/
José Manuel Calderón con la camiseta de los Cleveland Cavaliers durante un partido de esta temporada en la NBA. :: cavs.com

El extremeño regresa a una lucha por el 'Anillo' en la que no aparecía desde su paso por DallasOlvidado en ocasiones y titular en otras, ha convencido a su técnico Lue y a la figura LeBron con su inteligencia y saber estar en la pista

Marco A. Rodríguez
MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

En la mayoría de sus trece campañas en la NBA, José Manuel Calderón fue estos días de abril carne de vacaciones. Normalmente hacía un viaje con su familia a algún rincón del mundo para despejar la mente, regresaba a Extremadura o cumplía con su labor solidaria de la mano de Unicef. El año 2018 es diferente. A la 'vejez', viruela, se podría decir. Cuando muchos le daban por retirado, está ante la gran ocasión en su periplo estadounidense de pelear por el ansiado 'Anillo' de campeón siendo además partícipe de esa lucha, no como mero espectador. Los Cavs, pese a su irregular travesía con un balance de 50 victorias y 32 derrotas, bajaron el telón de la 'regular season' cayendo ante los Knicks 98-110 este miércoles en un choque intrascendente plagado de minutos de la basura porque el cuarto puesto del Este era una evidencia. Philadelphia fue mejor en el último tramo y le arrebató una tercera plaza que confirmó con su paliza a los Bucks. Este domingo llega la hora de la verdad con unos playoffs donde el extremeño no tenía presencia desde su etapa en Dallas en 2014, cuando junto a los 'Mavs' puso contra las cuerdas a unos Spurs que entonces infundían más miedo.

Nunca ha pasado una primera ronda en sus escasas presencias en las series, mientras ahora disfruta de pertenecer a un candidato a la final, aunque con menor poderío que aquellos Cavaliers que se proclamaron campeones en la 2015/16 ante Warriors. Dependerán más que nunca de un LeBron James que en esta época del calendario se vuelve intratable. Ya no tiene a Kyrie Irving al lado sino a nuevos fichajes que serán una verdadera incógnita cuando más tiemblan las piernas.

Rejuvenecido

A sus 36 años, el segundo con más edad del vestuario tras el francotirador Korver, la temporada de Calderón puede resumirse como sobresaliente. Y no lo dice un periodista de su tierra por chovinismo o amistad sino su técnico o el mejor jugador del mundo en la actualidad. Sobresaliente cuando apareció, porque en ocasiones su participación emuló al Guadiana. A ratos. Unos días sí, en el quinteto, otros al limbo del banquillo más profundo. Lo más positivo es que fue en la recta final cuando convenció a todos, el primero su entrenador, Tyronn Lue. «Cuando él está en cancha pasan cosas buenas, así que cuando lleguen los playoffs debemos tratar de encontrar la manera de que esté en pista. Ha sido genial para nosotros todo el año. Es un base estable, puede tirar y no es un mal defensor para su edad», indicaba el técnico a la prensa local.

También persuadió al astro LeBron James, probablemente el mejor baloncestista de la última década. «Es un jugador inteligente. Jugué muchos años contra la selección española y no producen jugadores que no sean inteligentes. Mira los Gasol, Rubio, José... (Jouuse, pronuncia). Es un gran profesional. No hace nada que no sea capaz de hacer. Siempre he querido tener al lado a un jugador así». Palabra del 'Rey', toda una universidad de este deporte. Todo un halago para el de Villanueva de la Serena y extensible al baloncesto español.

Los números traducen en verdad las sensaciones de los partidos. Hay varios que son cristalinos. Cuando Calderón es titular, el resultado es 23 triunfos y 9 derrotas, un 71,9% de victorias por el 61,5 del balance total. O por suma de minutos, cuando supera los 20, el registro es de 16-6. Es decir, conviene que tenga hueco en los playoffs.

Indiana y Toronto

El primer escollo en el camino hacia la gloria es Indiana, que no será un rival sencillo, y más en su cancha, donde se vive el baloncesto como si fuera una auténtica religión. Poseen juego interior con uno de los futuros referentes de la liga en la pintura, Myles Turner, además del suplente Domantas Sabonis, hijo del mítico pívot lituano. En el perímetro, tienen armas devastadoras como Oladipo -que apunta a jugador más mejorado del curso tras asombrar a todos con una fiabilidad de la que carecía-, Bogdanovic o Collison, base muy seguro en la dirección y que aporta en anotación cuando es preciso. El primer round, este domingo a una hora muy asequible, las 21.30. La serie es al mejor de siete partidos y concluye en unos quince días.

De superar este obstáculo, a los Cavs les esperará -si se cumple la lógica-, el líder del Este Toronto Raptors. Principal consecuencia de finalizar la 'regular season' en el cuarto puesto, los de Ohio tendrán el factor cancha en contra ante la franquicia con mejor registro a este lado del país de Trump. Unos Raptors que guardan un grato recuerdo del extremeño, que disputó en Canadá sus primeros ocho años en la NBA. Cada vez que les visita, es recibido entre muestras de eterna gratitud. Su principal activo, el alero 'All Star' DeRozan, estuvo en Cáceres con motivo del Campus del español. Con el permiso de Warriors, tal vez encabece esta edición como segundo español campeón de la NBA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos