Hoy

Pau gana el salto histórico del All Star y Marc el partido

Salto entre los hermanos Gasol. / NBA
  • El partido de las estrellas de la NBA ha vivido un momento para el recuerdo. Por primera vez dos hermanos han protagonizado la lucha inicial. Y han sido los Gasol

Un salto inicial para el recuerdo. Por primera vez en la larga historia de la NBA, la primera lucha por el balón ha sido entre dos hermanos. Y no han sido dos estadounidenses los protagonistas. Pau y Marc Gasol fueron los contendientes en el círculo central del Madison Square Garden.

Lo decía el mediano de la saga en la previa del que era su segundo All Star, quinto para el mayor de los de Sant Boi: «Haremos lo mismo que hacíamos en la canasta de casa de mis abuelos». Probablemente, en aquellos piques donde los de jugar en Estados Unidos no sería más que una fantasía de chiquillos que, a buen seguro, corearon alguna que otra vez el nombre de Jordan, Pippen o Bird mientras colaban el balón por el aro. Como en toda pachanga, tampoco habría un salto entre ambos.

Ha sido Pau quien ganó a Marc tras fundirse segundos antes en un abrazo en el centro del parqué que acoge a los New York Knicks. Pero el pívot titular de la Conferencia Oeste ha reído el último y se ha alzado con la victoria por 163-158 en la 64 edición del Partido de las Estrellas de la NBA. "Esto no se puede soñar. Esto es más que un sueño hecho realidad", ha dicho Pau Gasol en declaraciones a la cadena TNT en el transcurso del segundo cuarto.

La estrella de los Chicago Bulls ha finalizado su quinta intervención en este evento con 10 puntos (5/7 de cara al aro) y 12 rebotes en 26 minutos, mientras que el pívot de los Memphis Grizzlies, en su segunda aparición en este encuentro, ha aportado 6 tantos (3/6 en tiros) y 10 rebotes en 25 minutos.

El mayor de los Gasol ha mostrado su competitividad y cierto nerviosismo al amagar con saltar incluso antes de que el árbitro soltara el balón; sin embargo, se ha recuperado a tiempo, ha adelantado a su hermano y ha logrado que la bola llegara a manos de James. Justo entre las actuaciones de Christina Aguilera, el rapero Nas y Queen Latifah -que ha entonado el himno estadounidense-, todos los participantes han sido presentados por parejas y la NBA no ha dudado en juntar a los Gasol, que se han fundido en un emotivo abrazo bajo la espectacular iluminación del pabellón.

Los seis puntos de Marc Gasol -los últimos han llegado tras un mate de costa a costa- han sido en los primeros compases del cuarto inicial, cuando su hermano parecía esforzarse más en defensa, como ha demostrado el tapón que ha colocado sobre un intento de triple de Klay Thompson y que ha provocado las risas de Dikembe Mutombo -un especialista en esa faceta- y del expresidente de EE UU Bill Clinton.

Tras jugar juntos y medirse el uno al otro durante siete minutos, los Gasol han regresadon a la cancha poco antes del descanso. Entonces ha brillado Pau con un gran alley-oop a pase de James y un posterior mate como 'palomero', completamente solo al otro lado de la pista. En el otro bando, una exigente defensa sobre James por parte de Marc -ha demostrado cada vez que tuvo ocasión que para él no hay amistoso que valga- ha dado con la estrella de los Cavaliers en el suelo sin mayores consecuencias.

En pleno descanso, Pau Gasol se ha reencontrado en el centro del campo del Madison con Phil Jackson, su exentrenador en Los Angeles Lakers, que ha recibido un pequeño homenaje por parte de la NBA junto a otras leyendas de los New York Knicks como Bernard King, Earl Monroe, Walt Frazier y Willis Reed. Ya en la segunda mitad Marc ha seguido concentrado en labores defensivas, poniendo en un aprieto a su hermano desde la esquina izquierda, cuando Pau ha amenazado con anotar desde el perímetro.

Pau Gasol ha cerrado el partido con un rebote ofensivo y canasta posterior tras un arsenal de triples fallados por los jugadores del Este. Así, ha sumado una actuación más con dobles figuras, algo a lo que está plenamente acostumbrado en los Bulls, donde lleva catorce partidos seguidos obteniéndolas. Al final, cómo no, ha llegado un último abrazo entre los dos deportistas españoles que ha puesto el broche a la función, de la que han salido los dos como claros triunfadores.

Temas