Luis Parejo, capitán de leyenda

Parejo, en plena penetración ante Breogán esta temporada. :: ARMANDO MÉNDEZ/
Parejo, en plena penetración ante Breogán esta temporada. :: ARMANDO MÉNDEZ

El escolta del Cáceres celebra haber logrado el récord de partidos jugados como verdinegro con el importante triunfo conseguido en Vitoria

J. CEPEDA CÁCERES.

Desde su fundación en 2007, nadie en la historia del Cáceres ha vestido en tantas ocasiones ni durante tantos minutos la camiseta del conjunto verdinegro. Luis Parejo (Almería, 5 de febrero de 1989) es leyenda viva de un club que ya considera como su segunda casa tras haber permanecido durante cinco temporadas consecutivas al abrigo del Multiusos. Entre medias existen noches inolvidables, como la de su triple ante el Guadalajara para dar a los verdinegros su último ascenso a LEB Oro en la temporada 2014-15.

El pasado sábado, en la importante cita de Vitoria frente al Araberri, el capitán del Cáceres sumó su partido número 142 con la camiseta del equipo, superando así a un mítico del baloncesto local, como es Juan Sanguino. «Por fin pude celebrar un récord con victoria. El de los minutos fue con derrota y el de los triples también», apunta el número 33 del equipo cacereño, quien también lidera el ranking histórico de puntos de valoración. Y es que, del torrente de datos que semanalmente brinda a los aficionados el analista Felipe Criado, no son pocos los hitos superados por el propio Parejo. Logros particulares que en muchas ocasiones no tuvieron por bandera la guinda de la victoria. Tampoco fue así el día que delante de toda la afición cacereña y en la fiesta de la cantera pidió la mano a su ya futura esposa después del partido ante el Sammic el pasado mes de febrero. Gajes del oficio.

Parejo reconoce que la presente «ha sido una temporada larga y dura. Vas viendo que llega un partido y se lesiona un compañero. Y luego otra vez lo mismo. Tuvimos que aprender a jugar sin ellos, a recomponernos y a estar más unidos que nunca. Cuanto peor han estado las cosas, más juntos hemos estado. Nos hemos crecido ante las adversidades», explica a este diario.

Aunque por respeto a los rivales y a las matemáticas nadie en el Cáceres quiere hablar de permanencia asegurada, Parejo reconoce que en el vestuario por fin se respira tranquilidad tras la importante victoria conseguida en Mendizorroza: «Era un partido decisivo y clave para nosotros. Después del encuentro de Lleida íbamos con muy buenas sensaciones. El año pasado también ganamos allí y, aunque muchos jugadores sean diferentes, eso también nos dio confianza. Por fin podemos respirar más tranquilos», celebra el capitán.

Parejo, que nunca ha negado su interés por continuar ligado al conjunto verdinegro, es hoy una de las piezas más representativas del equipo, no solo dentro de la cancha, sino también de puertas para afuera. «Yo siempre he dicho que estoy para lo que el equipo, Ñete y el club necesiten. A principio de temporada, por ejemplo, me gusta ayudar a que la gente nueva conozca el club y la ciudad. Creo que mi papel lo he desarrollado correctamente. Estoy muy orgulloso de la temporada, tanto en lo personal como en lo colectivo».

Tanto el capitán del Cáceres como el resto de sus compañeros, a excepción de los lesionados Warren Ward y Dani Martínez, trabajan ya pensando en el próximo partido liguero, el que tendrá lugar en Melilla este viernes (Javier Imbroda, 21.00 horas). Una jornada en la que podría llegar la salvación matemática para los extremeños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos