LIGA FEMENINA

Jesús Sánchez: «Es un reto bonito y muy ilusionante»

Jesús Sánchez, ayer en el IES Norba. :: L. CORDERO/
Jesús Sánchez, ayer en el IES Norba. :: L. CORDERO

El nuevo entrenador del Al-Qazeres, segundo de a bordo de Jacinto Carbajal durante las tres últimas temporadas, pondrá cara a un proyecto continuista

J. CEPEDA CÁCERES.

El Al-Qazeres ya tiene nuevo entrenador. Jesús Sánchez (Madrid, 28 de diciembre de 1983) será quien dirija los designios del primer equipo en Liga Femenina durante la próxima temporada 2018/19, tal y como confirmó ayer el máximo representante del baloncesto extremeño. El que fuese segundo de a bordo del técnico Jacinto Carbajal durante las tres últimas campañas tendrá ahora la misión de dar un paso al frente para llevar las riendas de un equipo que afrontará su cuarta temporada en la élite, la tercera de forma consecutiva.

Desde que llegase a Cáceres procedente de tierras madrileñas a los 14 años por motivos laborales de su padre, Sánchez ha estado siempre vinculado al baloncesto local y es considerado un hombre de la casa con todas las de la ley, conservando así el club su verdadera esencia de cantera una temporada más: «Hacerme cargo del primer equipo es un reto bonito y muy ilusionante después de haber estado en el club en todos los equipos inferiores con el ADC -entidad vinculada- y el Al-Qazeres. Ya tengo ganas de que llegue la pretemporada y podamos comenzar con buen pie», explicaba ayer a este diario en el IES Norba Caesarina mientras hacía un receso en su trabajo con los equipos de base, en los que todavía está inmerso. No obstante, ha sido coordinador de la cantera y colaborador de la Federación Extremeña de Baloncesto como seleccionador y formador de entrenadores.

Sánchez, que se incorporó al staff técnico del primer equipo del Al-Qazeres en la temporada 2015/16, ya es conocedor de primera mano de los avatares que mueve el baloncesto profesional. Desde entonces, siempre con Jacinto Carbajal como director de orquesta, colaboró en el último ascenso, así como en las dos posteriores permanencias del equipo en la élite. ¿Existe algo de vértigo ante este nueve reto? «Más que vértigo, es un cambio de rol. Lo he estado viviendo hasta ahora desde una posición y ahora toca dar un paso hacia adelante y ser el centro de todas las miradas», asume con total confianza en sí mismo y en su trabajo.

«Es un cambio de rol. Ahora toca dar un paso hacia adelante y ser el centro de las miradas»

Sobre las líneas maestras que guiarán su proyecto, el nuevo entrenador del Al-Qazeres optará por conservar el ADN extremeño y de cantera: «La idea es que las jugadoras extremeñas sigan creciendo aquí y las que vienen pisando fuerte se vayan asomando a los entrenamientos del primer equipo para que vayan dando pasos en la dirección correcta». Sánchez se promete a sí mismo intentar ser fiel a su política: «En mis equipos, sean de las edades que sean, siempre he intentado que el grupo esté unido y que vayamos todos a una con trabajo e ilusión».

El técnico, conocido también en la ciudad por ser uno de los integrantes del grupo musical La Bruja Roja, no deja pasar la oportunidad para tener palabras de reconocimiento hacia su antecesor Jacinto Carbajal: «Le estoy muy agradecido por todo. Entré con él en Liga Femenina 2, que para él era un año difícil tras el descenso, y desde el principio me dejó trabajar a gusto y me concedió mucho margen de opinión y de trabajo. Han sido tres años en los que he aprendido muchísimo a su lado», reconoce.

Al margen de las integrantes extremeñas, Sánchez aún no sabe qué figuras del último plantel podrá conservar para la próxima campaña: «Ahora no hay grandes movimientos. Hemos emplazado a las jugadoras a hablar una vez finalice la temporada». El preparador tendrá por delante la misión de realizar un trabajo de exploración del mercado que no le es ajeno: «En vez de ser una opinión de apoyo, ahora tendré más peso, pero es algo que ya hemos hecho todos los años. Hay que buscar que las piezas encajen», resume.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos