LEB ORO

Incómodo clásico ante el Melilla

Miembros del Cáceres, ayer en el San Pedro de Alcántara. :: cáceres basket/
Miembros del Cáceres, ayer en el San Pedro de Alcántara. :: cáceres basket

El Cáceres afronta hoy en casa el penúltimo partido de la primera vuelta con la intención de revalidar el triunfo de hace una semana

J. CEPEDA CÁCERES.

Entre actos institucionales de buena fe, como la visita de ayer protagonizada por la plantilla del Cáceres a los niños hospitalizados en el San Pedro del Alcántara, y otros que fomentan el arraigo con el tejido empresarial, como la renovación del convenio con la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar, el equipo de Ñete Bohigas vuelve a la escena competitiva.

En efecto, la escuadra verdinegra dirimirá esta noche su penúltimo partido de 2017 y el último en el que actuará como local. Será a partir de las 21.00 horas en el Multiusos, cuando el Cáceres tenga ante sí al Melilla, el cuarto clasificado de la tabla. «Creo que es la primera semana en la que que he tenido a todos los jugadores. Hemos hecho un buen trabajo y anímicamente nos vino muy bien la victoria ante Araberri. Nos ha dado tranquilidad para trabajar con mejores expectativas», indicaba ayer el preparador del Cáceres en su habitual comparecencia pública previa a cada encuentro liguero.

EL DATO

En su último partido ante Araberri, el Cáceres, con 37 intentos, hizo diez lanzamientos más de tres que de dos
Todo un modelo poco habitual.

A juicio del entrenador del Cáceres, «Melilla es uno de los mejores equipos de la liga, no llamado ya a jugar los playoffs, sino a aspirar al ascenso sin ningún género de duda. Tiene una plantilla tremendamente competitiva», explicó.

EN EL PUNTO DE MIRADani Rodríguez Base de Melilla LO DICE...Ñete Bohigas «El equipo está muy metido y con muchas gana s de mejorar para tener las mismas sensaciones que cuando ganamos los tres partidos consecutivos»

En el punto de mira estarán hombres como el exjugador del Cáceres Dani Rodríguez u otros grandes activos baloncestísticos, como es el caso del francotirador Diego Kapelan o el infranqueable Fran Guerra en la pintura. «Tienen conexiones muy importantes, por lo que necesitaremos estar en las mejores condiciones físicas y de juego, pero durante esta semana nosotros hemos subido peldaños», destaca el técnico local.

A pesar de que el equipo norteafricano se presenta en feudo cacereño tras perder por sorpresa en casa frente a Lleida en la última jornada, Bohigas espera para esta noche la mejor versión de los de Alejandro Alcoba en un envite que ya es todo un clásico en esta competición: «Querrán quitarse esa espina. Voy a esperar al mejor Melilla. Son grandes, físicos, con muchos centímetros y mucha experiencia».

Cuestionado sobre su propuesta basada en los lanzamientos lejanos en detrimento de buscar otras alternativas, Bohigas se sincera: «Es nuestro juego. No tenemos referencias grandes en el poste bajo y tenemos que jugar a otra cosa, con muchas posesiones y tiros de tres, pero para eso tenemos que estar muy duros atrás».

Buena parte de la 'culpa' de que los verdinegros no suelan cimentar sus alegrías en la pintura la tiene el hecho de que los baluartes interiores no están, hasta el momento, marcando las diferencias. Es el caso de los lituanos Jakstas y Grabauskas, quienes están obligados a dar un plus en pro de la competitividad global del plantel. Así también lo reconoce el propio técnico verdinegro: «Están por debajo de lo que se esperaba. No están jugando al nivel que esperábamos, sin duda. Es un proceso del día a día y de hablarlo con ellos, ya que son los primeros interesados en hacerlo bien. Cuando uno no está bien, le perjudica al otro y es el pez que se muerde la cola». Y pide un poco de mano izquierda con Grabauskas: «Hay que ayudarle para que pueda subir peldaños. Si le ponemos muchas piedras en la mochila vamos a perder a un jugador y es algo que no nos podemos permitir».

Mientras, para sacar esta cita adelante el Cáceres tendrá que continuar agarrándose a la garra de Guillermo Corrales, a la decisión de Nikoloa Rakocevic o al compromiso de hombres como Luis Parejo o Sergio Pérez.

A su vez, Bohigas envía un mensaje para espolear a los aficionados: «El equipo está muy metido y con muchas ganas de mejorar para tener las mismas sensaciones que cuando ganamos los tres partidos consecutivos». Tras este envite, el Cáceres despedirá el año el próximo viernes en Castellón.

Dani Rodríguez es uno de los directores de orquesta más cotizados de la categoría. Con pasado verdinegro en la 2011/12, por sus manos pasarán las opciones de victoria visitante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos