LEB ORO

Enésima encomienda para el Cáceres

Parejo, en la última jornada contra Clavijo. :: A. Méndez/
Parejo, en la última jornada contra Clavijo. :: A. Méndez

Tras las tres primeras salidas infructuosas, los de Bohigas tienen hoy la oportunidad de revertir frente a Sammic su mala dinámica a domicilio

J. C.

El Cáceres vuelve a la carretera. El equipo de Ñete Bohigas emprendió ayer su viaje a tierras guipuzcoanas con la intención de dar el do de pecho esta tarde (Municipal de Azpeitia, 18.00 horas) frente al recién ascendido Sammic. Un conjunto, el dirigido por Lolo Encinas, que a estas alturas de la temporada cuenta con tres victorias en su haber, una más que los extremeños.

Es por ello por lo que el Cáceres tiene ante sí una gran oportunidad para subir enteros en la tabla y comenzar a postularse como un equipo de playoffs, el verdadero objetivo a inicios de esta campaña. Para lograrlo, y pese a la victoria de la pasada semana ante Clavijo, el Cáceres deberá incrementar y regularizar sus minutos de buen juego, sobre todo lejos del Multiusos.

No podrá contribuir a la causa el base Pol Oliver, quien sigue con un plan específico de recuperación. El jugador será sometido esta próxima semana a una nueva resonancia magnética para comprobar la evolución de sus dolencias. Su ausencia no solo se notará sobre el parqué en plena competición, sino que también está alterando en gran parte las últimas semanas en cuanto a la preparación. No obstante, los jugadores vinculados de la cantera o el propio Franco Acosta, del Adepla, de forma puntual, intentan mitigar esta situación.

Aunque lamenta la lesión de Pol Oliver, «quien tendrá que volver a empezar casi de cero», Bohigas sí celebra el rendimiento que está dando el alero Dani Martínez como relevo de Guillermo Corrales: «Dani ha dado un paso hacia adelante en el puesto de base y está a un grandísimo nivel», dice sobre él.

Con los tres primeros desplazamientos fallidos, Bohigas intenta quitar presión a sus jugadores para que puedan dar su mejor versión: «Hemos tenido tres salidas a tres de las canchas más complicadas de la liga. Es una losa que quito a mis jugadores. En Manresa y Palma competimos. Intento quitarles presión a mis jugadores para que fuera de casa puedan demostrar lo que saben hacer», añade el técnico cacereño.

Bohigas hace especial hincapié en la facilidad que tienen los hombres grandes de Sammic para jugar con solvencia lejos del aro, lo que puede dificultar algunas propuestas defensivas. Pese a ello, en el seno del Cáceres existe verdadera confianza lograr por fin el primer triunfo a domicilio, teniendo en cuenta que la larga semana de trabajo se ha desarrollado sin contratiempos: «Hemos trabajado con intensidad y con la tranquilidad que te da contar con una victoria más, con la consistencia anímica que ello supone».

Con pasado reciente en el Cáceres, el jugador interior intenta recobrar protagonismo en las filas del Sammic.

Fotos

Vídeos