LEB ORO

Un mal Cáceres vence a un peor Clavijo

Warren Ward fue decisivo ayer para el Cáceres. :: armando méndez/
Warren Ward fue decisivo ayer para el Cáceres. :: armando méndez

Los de Bohigas logran cortar la racha de tres derrotas consecutivas, aunque tendrán que seguir buscando sus mejores sensaciones de juego

J. CEPEDA CÁCERES.

El Cáceres jugaba ayer dos partidos: el que computa en la clasificación y el de las sensaciones. Los de Bohigas ganaron el primero, pero no el segundo. Al menos con tanta claridad. Es decir, derrotaron a Clavijo (91-77) para cortar la racha de tres disgustos consecutivos, pero su baloncesto continúa arrojando aún más dudas que evidencias de madurez.

91 CÁCERES

77 CLAVIJO

Cáceres
Corrales (9), Rakocevic (12), Parejo (7), Jakstas (17) y Keshinro (4) -cinco inicial- Sergio Pérez (10), Grabauskas (10), Acosta (0), Ward (15) y Dani Martínez (7).
Clavijo
Quintela (6), Balamou (7), Coggins (12), Yates (20) y Gutenius (7) -cinco inicial- Jansen (0), Moto (8), Carles Bravo (4), Cabot (6), Bieshaar (5), Carlos Martínez (2).
Parciales
20-17, 47-34 (descanso), 68-59 y 91-77.
Árbitros
Bravo Loroño y González Gálvez. Sin eliminados.
Incidencias
Alrededor de mil espectadores en el Multiusos.

En un encuentro de perfil bajo -34 pérdidas entre ambos equipos repartidas casi a partes iguales- y en el que ninguno de los dos equipos estuvo de dulce, Warren Ward se erigió esta vez en hombre desequilibrante, apareciendo cuando en el tercer cuarto cuando el Cáceres más lo necesitaba y, lo más importante, sin llegar a desaparecer en cuanto a la ejecución de responsabilidades.

EL PROTAGONISTA

Tres partidos después, Nikola Rakocevic acabó con su sequía desde más allá de la línea de los 6,75 metros para inaugurar ayer el marcador.
Warren Ward
Pese a no ser el jugador más valorado del partido, el norteamericano fue decisivo para el Cáceres.

Por parte cacereña, Rakocevic quiso empezar soltando lastre, pero no fue hasta la tercera intentona cuando el montenegrino consiguió inaugurar el marcador desde más allá de la línea de 6,75 metros. Con dependencia anotadora del propio Rakocevic, así como de Jakstas, el Cáceres logró controlar los primeros minutos del juego, hasta el punto de coger una renta de ocho puntos. No obstante, los de Ñete Bohigas tan solo se fueron mandando por tres al final del primer cuarto (20-17).

La segunda unidad del Cáceres, con el alero Dani Martínez ejerciendo de uno, sí tuvo algo más de continuidad en cuanto acierto ofensivo y contención en labores defensivas, instaurando Ward a la contra el 34-21 a falta de poco menos de seis minutos y medio para el descanso. Y no es que los logroñeses no alcanzasen buenas posiciones de tiro, que sí, sino que llegaron a fallar numerosas canastas fáciles. Cuando el Cáceres estaba camino de alcanzar los 20 puntos de diferencia, Bohigas quiso premiar el trabajo semanal del joven Acosta, quien salió al parqué a falta de poco menos de tres minutos para el descanso. En menos de dos, Clavijo logró reducir la diferencia a diez gracias a las imprecisiones cacereñas. Finalmente, Parejo y Rakocevic frenaron la sangría para llegar al descanso con 47-34.

Pérdidas de balón

Un parcial de cero a ocho en la reanudación provocado por las pérdidas de balón del Cáceres volvió a llevar el sepulcral silencio al Multiusos. Con Clavijo en plena efervescencia, los locales vieron cómo los riojanos se pusieron a un punto. Luego tres triples consecutivos del Cáceres, dos de Warren Ward y otro de Rakocevic, con canasta entre medias de Moto para los visitantes, desatascaron un escenario que se tornaba negro (63-55) por momentos. También desde la línea de tres Dani Martínez instauró la victoria parcial cacereña (68-59) al final del tercer cuarto.

La bonita lucha entre Yates y Jakstas en la pintura continuó en el último cuarto, en el que Warren Ward por parte cacereña continuó asumiendo responsabilidades. Ya con menos gasolina en el depósito tras el desgaste del tercer cuarto, Clavijo no tuvo la clarividencia suficiente como para iniciar una nueva remontada, pese a la insistencia de hombres como Coggins. Todo para llegar al final con un (91-77) que da tranquilidad al equipo del Multiusos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos