LEB ORO

El Cáceres nada y muere en la orilla

Con Ward, Keshinro fue el máximo anotador verdinegro. :: Ó. Blanco/
Con Ward, Keshinro fue el máximo anotador verdinegro. :: Ó. Blanco

Los verdinegros caen en la visita al Sammic en un choque que remontaron para llegar a un final apretado

OPTA

azpeitia. El Cáceres Patrimonio de la Humanidad cayó en su visita a Sammic en un partido en el que fue claramente a remolque en la primera mitad, yéndose al descanso 9 abajo para igualar las fuerzas en el tercero e imponerse claramente en el último. En la igualdad final, parecía que el carrusel de tiros libres y faltas le dejaba las cosas en bandeja a los locales, que se pusieron 79-73 a falta de 8 segundos. Pero una antideportiva de Apecechea ponía de nuevo la incertidumbre en el partido, a pesar de lo poco que quedaba en disputa. Sin embargo Corrales solo anotó uno de los dos tiros libres y además Cáceres marró la siguiente posesión, quedando el electrónico en el definitivo 79-74 para los locales.

79 SAMMIC

74 CÁCERES

Sammic ISB
De Cimán (24), Ruiz de Galarreta (14), Apecechea (11), Portalez Mur (8), Bulic (8); además Serrano (4), Zubizarreta, Salazar, Guridi (5), Kaminski (2).
Cáceres Patrimonio de la Humanidad:
Corrales (13), Jakstas (11), Keshinro (15), Rakocevic (3), Parejo (5); además Pérez Anagnostou (6), Grabauskas (1), Ward (15), Martínez (5).
Parciales:
22-14; 20-15; 22-21; 15-24.
Árbitros:
Gallego Rodríguez, Merino Campos.
Incidencias:
Municipal de Azpeitia. 1.250 espectadores.

Comenzó mandando Cáceres con un poderoso Jakstas en el poste bajo que protagonizó los primeros seis puntos del equipo de Ñete Bohigas, que a merced de este inicio del jugador se vería por encima en el marcador 4-6, que sería 4-7, su máxima renta con un tiro libre de Keshinro.

Pero este inicio solo fue un espejismo para los locales que le vieron la verdadera cara al encuentro y a su rival con el doloroso parcial de 12-0 que le infligió Sammic, 11 de ellos anotados por Ruiz de Galarreta (dos triples) y Bulic (5 puntos), pasándose del 4-7 al 16-17. Lo que restó del primer cuarto fue un intercambio de golpes con superioridad local. El equipo vasco cerró el primer asalto con un contundente 22-14 que despertó a los de Bohigas del sueño de una victoria fácil en Azpeitia.

El segundo cuarto tuvo un guion calcado al primero, con un buen inicio de Cáceres que comenzó mandando y redujo la diferencia a 4 con Galarreta y Ward. Sin embargo, en el Sammic apareció una de las figuras clave del encuentro, un De Ciman que empezó a calentar la muñeca, en especial desde la línea exterior. Sammic no aflojó, manteniendo subido a la espalda de De Ciman su cómoda ventaja para irse al descanso con el 40-29.

El tercer cuarto fue el de más igualdad, con un Cáceres que no tiraba la toalla y un Sammic que se limitaba a hacer la goma, apretando cada vez que veía como los de Ñete Bohigas recortaban en el marcador. Tuvo mérito que Cáceres aguantara, en especial gracias a un inspirado Keshinro, ya que Sammic activó la máquina de tiro exterior, logrando en estos 10 minutos un 10 de 17 desde línea de tres, con Galarreta y De Ciman destacados. Pero a pesar de que los locales casi solo anotaban de tres, Cáceres respondió bien y vio como la renta de su rival solo se aumentaba en un punto, 64-50, una renta que aún así parecía muy poco remontable.

Pero Cáceres sin nada que perder aprovechó a un Sammic relajado para comenzar a restar poco a poco. Corrales animaba y Sammic vio su renta reducida a 11 a falta de 8 minutos. La tónica continuó y aunque en poca medida, era Cáceres el que lideraba en anotación en este último parcial, poniéndose a tan solo dos triples de distancia a falta de 2:27 con un tiro de dos de Ward. Se llegó a la recta final con los dos equipos en bonus y dos libres de Anagnostou apretaban la cosa aún más, 73-69 a falta de 43 segundos. Pero el intercambio de libres no acercaba más a Cáceres y parecía que Sammic se llevaría el partido sin disgusto.

Y disgusto pudo tener con la acción irracional del partido, la antideportiva de Bulic sobre Corrales con 78-73 a falta de 10 segundos. En el mejor de los casos habría podido suponer dos puntos en tiros libres y un ataque a jugarse de tres, pero Corrales falló el primer lanzamiento y el Cáceres marró el ataque, no volviéndose a mover el marcador.

Más

Fotos

Vídeos