LEB ORO

Bohigas: «Muchos confundieron la impotencia con bajar los brazos»

Ñete Bohigas se dirige a sus jugadores durante un partido de esta temporada. :: ARMANDO MÉNDEZ/
Ñete Bohigas se dirige a sus jugadores durante un partido de esta temporada. :: ARMANDO MÉNDEZ

Con los deberes hechos, el entrenador del Cáceres sale en defensa de sus jugadores en una temporada marcada por las adversidades

J. CEPEDA CÁCERES.

Aunque el Cáceres aún tiene por delante tres encuentros para subir su nota media en la presente temporada, la salvación virtual de la que ya goza el conjunto extremeño permite hacer un balance generalizado de una campaña marcada por el infortunio en forma de lesiones. «Hemos sufrido mucho a todos los niveles. No solo en lo deportivo, sino también en lo personal por ver cómo caían compañeros. Fueron momentos complicados», asegura a este diario el entrenador del equipo cacereño, Ñete Bohigas.

El preparador, que este ejercicio está cumpliendo su quinta temporada consecutiva en el Cáceres, celebra que su equipo haya dado la cara en situaciones adversas para salvar el expediente: «En los momentos decisivos, cuando más pesaba y más complicado era ganar, casi ninguno de los equipos implicados ha conseguido desplegar su juego y nosotros sí lo hemos hecho, justo cuando era necesario. Eso dice mucho de mis jugadores profesional y personalmente», añade.

En lo personal, Bohigas reconoce que ha sido una de las temporadas más complicadas a las que ha tenido que hacer frente en sus dos décadas y media como profesional en los banquillos: «Hemos tenido que levantarnos varias veces y reinventarnos durante la temporada. Ha habido momentos difíciles, como cuando perdimos a nuestros tres jugadores que por sus características individuales son los más creativos. Muchos aficionados confundieron la impotencia y la falta de medios con bajar los brazos. Eso mis jugadores nunca lo han hecho».

Sobre los pitos recibidos por el equipo por parte de su propia afición en noches puntuales, Bohigas respeta pero no comparte: «A nivel personal, y no ya como entrenador del Cáceres, yo jamás pitaría al equipo al que quiero y al que amo, al de mi ciudad. Para mí es algo que ni se me pasa por la cabeza por educación deportiva. Oyes pitos, pero siempre hemos sentido más el aliento de la gente, que nos ha llevado en volandas. Siempre hemos sentido más el aplauso porque la afición ha sido muy consciente de lo que hemos pasado. Sin ellos hubiese sido imposible», sostiene como reconocimiento al papel jugado por los fieles del Multiusos.

Sobre su futuro, ligado o no a la entidad verdinegra, Bohigas prefiere no pronunciarse por el momento: «Nos quedan tres partidos y vamos a intentar competir. Cuando acabe la temporada, ya se verá». ¿Se siente con fuerzas para armar un nuevo proyecto o las últimas temporadas le han quemado lo suficiente como para querer cambiar de aires? «Yo soy del oeste español. Soy de Cáceres. Tengo fuerzas para dar, tomar y repartir», finaliza el entrenador extremeño.

Ward será operado en Canadá

Con el equipo ya centrado en el partido de mañana ante el Melilla (Javier Imbroda, 21.00 horas), Warren Ward se despidió ayer de sus compañeros. El escolta pondrá hoy rumbo a Canadá para ser intervenido de su lesión de ligamento cruzado anterior. A pesar de que desde los servicios médicos del club se ha hecho en los últimos meses todo lo posible para recuperar al jugador, que cayó lesionado en enero, finalmente Ward se perderá el resto de la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos