LIGA FEMENINA

Al-Qazeres visita al necesitado Zamarat

Mariona Martín marca jugada. :: a. méndez/
Mariona Martín marca jugada. :: a. méndez

Las cacereñas, ya con los nuevos roles más asentados, pretenden dar solución de continuidad a la buena imagen de la pasada semana

J. CEPEDA CÁCERES.

Tras una semana sin contratiempos y en la que ha reinado la tranquilidad derivada del último triunfo ante Sant Adrià, el Al-Qazeres regresará esta tarde en Zamora (Pabellón Municipal Ángel Nieto, 18.00 horas) a la escena competitiva con el objetivo de «continuar comprando boletos para seguir enganchado a pelear por los puestos de arriba», según palabras del entrenador de las cacereñas, Jacinto Carbajal.

Con la permanencia prácticamente en el bolsillo, el preparador del Al-Qazeres no tira balones fuera al hablar de la posibilidad de que su equipo pueda llegar a la recta final de la liga regular con opciones de colarse entre los seis mejores equipos de la competición para jugar por el título. A día de hoy, las extremeñas se encuentran a dos partidos de la zona de privilegio: «Los puestos de arriba están lejos, pero hay opciones. El del Zamora es un partido muy importante y, si conseguimos sacar tajada en los tres encuentros que vienen después del parón, podemos tener opciones».

Para continuar pensando en alcanzar cotas mayores, el Al-Qazeres deberá superar hoy a un rival inmerso en la lucha por la permanencia. De ahí su peligro: «Zamora es un rival fuerte que juega con hambre. Es un equipo muy necesitado y eso le hace peligroso. Respecto al partido de ida han reestructurado su plantilla y el equipo está más compensado». Cabe destacar que las de Eloy Doce saltarán hoy al parqué con altas dosis de moral gracias al meritorio triunfo cosechado la pasada semana en la cancha de un rival directo como Campus Promete. «Es un conjunto fresco y dinámico que intenta subir líneas», analiza el entrenador del equipo verde y amarillo.

No menos reestructuraciones que Zamarat ha sufrido desde entonces un Al-Qazeres que busca alcanzar ya de forma definitiva el acoplamiento grupal tras los cambios producidos en las últimas semanas. «Seguimos trabajando en esa línea, con los roles ya más asentados», avanza Carbajal.

Refuerzos

A pesar del buen papel protagonizado por Esther Montenegro y Miriam Forasté en el último partido, Jacinto Carbajal no descarta todavía traer algún refuerzo que pueda nutrir el juego interior: «Si se toma una decisión, se hará durante el parón con más calma». Mientras, el entrenador espera que sus jugadoras interiores, especialmente en el caso de Forasté, puedan dar solución de continuidad al juego desplegado en la última jornada para que la buena contribución no se quede en flor de un día: «Contra Sant Adrià salieron las cosas muy bien, pero eso ahora hay que prolongarlo».

Respecto al juego de su equipo, el técnico del Al-Qazeres reconoce que su grupo se ha visto obligado a cambiar su propuesta tras la marcha de las norteamericanas, quienes eran especialmente doctas en el uno contra uno: «Estamos intentando jugar más ordenado y disciplinado, también atrás». Carbajal insiste en que eso no quiere decir que su equipo no siga buscando canastas rápidas, sino que ahora también existe la disciplina suficiente como para buscar un 'plan B' basado en el pase extra. Hoy, nueva prueba con fuego real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos