Hoy

Forster fue la mejor de las cacereñas. :: lorenzo cordero
Forster fue la mejor de las cacereñas. :: lorenzo cordero

LIGA FEMENINA

Al-Qazeres se alza con la décima

  • Las de Jacinto Carbajal se deshacen con apuros del colista y descendido Gran Canaria en un encuentro con poco brillo en el Serrano Macayo

No fue la oda del año al baloncesto, pero el Al-Qazeres al menos sí consiguió ayer ante el colista y descendido Gran Canaria recuperar una senda victoriosa que no abrazaba desde finales del pasado mes de enero. Un triunfo, el décimo de la temporada, que no se decidió hasta el último segundo, y es que la visitante Stejskalova tuvo en sus manos la bola del empate sobre la bocina. Otro final apretado que, esta vez sí, cayó de lado de las extremeñas a pesar de la insultante superioridad en el rebote de las de Pepe Carrión en un encuentro exento de tensión competitiva en varias fases del choque.

Salió el Al-Qazeres un tanto frío, como el ambiente del pabellón. Los primeros ataques del equipo local, anárquicos y faltos de clarividencia, favorecieron que el cuadro visitante cobrase una ventaja de 0-6 de salida. Fue con Alston a los casi tres minutos de juego cuando las cacereñas acabaron con su sequía, encontrando algo más de luz a continuación pero nunca con grandes alardes.

Gran Canaria continuó mandando en el electrónico hasta que un dos más uno de Elena Corrales, ayer especialmente acertada, puso las tablas a 15 puntos. Luego Forasté daría la primera ventaja al Al-Qazeres por mediación de dos tiros libres, aunque la visitante Nwaigwe, con un triple sobre la bocina, colocó el 19-20 al final del primer cuarto.

Con buenos minutos de Elena Corrales y alguna gran píldora baloncestística de la experimentada Estela Royo, la igualdad continuó en un duelo con más inexactitudes que bondades por parte de unas y de otras. Al menos, el Al-Qazeres ya había apretado algo más en defensa y no permitía las rápidas transiciones realizadas por el equipo canario en el primer cuarto. Unos buenos minutos finales de Pamela Rosanio, más acertada que cuando salió de inicio, desembocaron en una victoria parcial del Al-Qazeres al descanso (36-32).

Atisbo de escapada

En la reanudación, Gran Canaria anuló cualquier atisbo de escapada del Al-Qazeres y el encuentro continuó por derroteros similares a los de los anteriores 20 minutos de juego. Con intercambios de aciertos y errores, entre Forster y Rosanio las cacereñas mantenían el tipo. Una última asociación entre ambas y una buena defensa posterior hizo que el Al-Qazeres se fuese al final del tercer cuarto con cinco puntos arriba en el marcador (53-48). Entre tanto, la buena noticia era la actuación de mujeres como Elena Corrales y Silvia Romero, cumpliendo el expediente con relativa soltura. No obstante, la sombra de Dacic se hacía alargada por momentos sobre el parqué del Serrano Macayo.

Ya en el último cuarto, Stejskalova continuó haciendo sangre por parte visitante con sus lanzamientos exteriores. Las imprecisiones del equipo local y la falta de tino propiciaron que Gran Canaria entrase en los últimos cinco minutos de juego con tres arriba (58-61). Al-Qazeres, obturado, no encontraba la fluidez suficiente como para ver la luz, continuando con un marcador adverso a falta de dos minutos y medio (61-65).

Luego aparecieron Rosanio, con un triple, y Forasté, con una canasta en la pintura, para dar la vuelta a la contienda, así como Forster con un tapón. Entonces sí, el antes frío Serrano Macayo volvió a rugir con el 66-65 a falta de 57 segundos. Tras el ataque fallido del Al-Qazeres, otro tapón de la norteamericana y dos tiros libres encestados por ella misma pusieron el 68-65 a falta de 19 segundos. Carbajal dictó no hacer falta, pero con doce segundos consumidos Mariona Martín pecó con Stejskalova, otorgándole tres tiros libres, sin lograr empatar. Luego Alston tampoco sentenció sobre la misma línea en la otra canasta y la propia Stejskalova tuvo en sus manos alargar el partido. Al final, 68-66 y décima victoria del Al-Qazeres.