Hoy

Miriam Forasté se enfrentará el sábado a su exequipo. :: J. REY
Miriam Forasté se enfrentará el sábado a su exequipo. :: J. REY

LIGA FEMENINA

Al-Qazeres, en busca de nuevos alicientes en liga

  • A falta de ocho jornadas, las cacereñas ocupan la sexta plaza, la última que da derecho a jugar los playoffs por el título

Dicen que cuando una puerta se cierra, se abre una ventana. Aunque el sueño copero se difuminase la pasada semana a las primeras de cambio con la derrota ante el Gernika, el equipo extremeño tiene aún alicientes de envergadura por los que pelear en esta recta final de la temporada. Por delante, el equipo entrenado por Jacinto Carbajal afrontará las ocho últimas jornadas de la temporada en Liga Femenina con un único objetivo; no languidecer en tierra de nadie, una vez el objetivo de la permanencia está a salvo. O, lo que es lo mismo, presentar candidatura para jugar los playoffs por el título.

Y es que el Al-Qazeres, a pesar de la última derrota liguera sufrida en la cancha de Cadi La Seu en la última jornada, todavía conserva la sexta plaza en la clasificación, la última que da derecho a alargar la temporada para luchar por cetro nacional.

El primer escollo que tendrá que salvar el equipo cacereño será Gipuzkoa, un rival que visitará el Serrano Macayo este sábado a las 18.00 horas. Las de San Sebastián cuentan con una victoria menos que el Al-Qazeres, pero el equipo vasco ya fue capaz de borrar de la pista a las extremeñas en el encuentro de ida (66-41).

El del sábado será nuevamente un partido especial para la barcelonesa Miriam Forasté, quien volverá a enfrentarse por segunda vez esta temporada a su exequipo. La pívot está encontrando al abrigo del Serrano Macayo parte del protagonismo perdido en su última temporada en San Sebastián, adquiriendo cada vez más galones y responsabilidad en los esquemas del técnico Jacinto Carbajal.

Por lo demás, es poco probable que pudiese llegar una nueva jugadora para cubrir la baja de Carla Nascimento. Y es que, por causa de unas u otras asignaturas, las posibilidades que ofrecía el mercado no han acabado de cuajar en la relación entre calidad y caché, pese a que ha habido intentos.

Por ello, serán las bases Irena Vrancic y Mariona Martín las encargadas de soportar el peso del equipo en las labores de dirección en esta recta final de la temporada. Ambas van asumiendo cada vez más confianza en un rol que les es nuevo esta temporada pero que están salvando con creces desde la lesión de la jugadora portuguesa.