Hoy

LF2

La salvación blanquinegra, a tiro

El Baloncesto Batalyaws, en el pabellón de Las Palmeras donde suelen tener las sesiones de entrenamiento. :: hoy
El Baloncesto Batalyaws, en el pabellón de Las Palmeras donde suelen tener las sesiones de entrenamiento. :: hoy
  • El Baloncesto Batalyaws endereza el rumbo para alejarse de los puestos críticos de la clasificación con cinco victorias en siete partidos

badajoz. Las victorias implican que las dudas y el ambiente pesimista dejen paso a la confianza y al aire puro. En ese proceso se encuentra el Baloncesto Batalyaws del Liga Femenina 2, cuyas últimas actuaciones han permitido al cuadro pacense despegarse de la zona de peligro y albergar la esperanza de conquistar el objetivo mínimo de la salvación. Son ya tres partidos de diferencia gracias a su balance de 5 victorias y 8 derrotas, cuando Valencia, penúltimo, se encuentra con 2-11. Lejos queda aquel lastimoso arranque de competición con seis derrotas consecutivas. Las blanquinegras no vencieron hasta la jornada siete, ante el Distrito Olímpico 73-57, pero después de ese trance han encadenado cinco victorias en los siete últimos compromisos. Ahora, casi miran más hacia arriba que hacia abajo y eso siempre es un alivio.

Comenzaron el 2017 ganando el pasado sábado al Campus Promete, un rival directo que le antecede en la tabla, por 70-60, en virtud de una salida en tromba en un primer cuarto que terminó 23-10, consolidada en el segundo con 14-9. Después vino un bajón pero acabó con diez puntos de margen. Para la entrenadora Dolores Suárez, la clave estuvo en «una defensa zonal que habíamos trabajado toda la semana y la gran concentración de las chicas, que estaban muy motivadas. El partido y las jugadoras rivales fueron bien estudiadas y paramos a sus jugadoras importantes».

El buen rendimiento colectivo de este equipo también es consecuencias de buenas actuaciones individuales. Alguna de ellas, como la de la base norteamericana Jayln D'Chelle White del sábado, le ha servido para introducir una representante en el quinteto de la jornada en LF2. Su estadística fue muy interesante, con 15 puntos, 8 asistencias, 3 rebotes, un robo y 8 faltas recibidas para 20 de valoración. No suele tener mucha presencia el cuadro pacense por estos lares, así que su aparición se presume reseñable. Lo cierto es que cada vez son más las pupilas de Suárez que obtienen buenos dígitos, algo que valora muy positivamente la preparadora. «Cada vez más jugadoras aportan más y eso le da un plus al equipo porque el rival ya no solo tiene que preocuparse de una o dos jugadoras sino del conjunto», recalca.

Unos aires renovados que suponen que el Batalyaws afronte en el mejor momento posible el durísimo duelo que le espera en Las Palmeras este sábado (18.00 horas) ante el Pacisa Alcobendas, segundo clasificado (11-2) con una racha de seis triunfos consecutivos y a un solo encuentro del líder Leganés (12-1). «Anímico sí porque las chicas andan motivadas y deportivo también porque las cosas se trabajan y se asimilan mejor después de comenzar el año con una victoria», contesta Suárez.

El escenario ha cambiado y los objetivos se acotan en el tiempo. El panorama es hoy más ilusionante. La entrenadora no afirma que la salvación esté cerrada pero reconoce que las albinegras están en la buena senda. «Bueno, se puede decir que estamos por el buen camino pero hay que seguir trabajando porque este grupo está con muchos altibajos y no hay rival fuerte ni débil. Pero con el trabajo diario y la constancia claro que podremos irnos acercando al objetivo que por supuesto es salvar ese descenso. Las chicas cada día están más integradas y trabajan al máximo, con lo cual es más fácil que esto llegue».