Hoy

«Me sabe a gloria. Me voy satisfecho»

Antonio Bohigas, entrenador del Cáceres, irradiaba felicidad por los cuatro costados y se mostró exultante tras la victoria: «Me sabe a gloria. Refrenda el equipo hecho en casa. Estoy satisfecho. Hemos llevado el partido como queríamos, llevando muchas bolas interiores y jugando al poste bajo. Además también hemos evitado que sus bases fueran al poste bajo. Tácticamente no ha podido salir mejor el partido como, lo habíamos preparado. Con los primeros relevos de nuestros jugadores nos resentimos y empezamos a dejar de hacer bien las cosas». «Tras el descanso teníamos claro que había que crear desde el poste bajo y entonces hemos vuelto al partido y con la zona les hemos ajustado para que no tuvieran fluidez en ataque. Me quedo con el triunfo por lo que supone de poder ganar en una cancha como Vitoria. Ahora tenemos más tranquilidad y Barcelona o Castellón van a ser tan duro o más como ante Gipuzkoa o Coruña porque los intangibles entran en juego y vamos a tener que estar muy concentrados y ser muy duros. Me alegro mucho por la afición de Cáceres de poder brindarles la primera victoria», añadió el preparador.

Arturo Álvarez, técnico de Araberri, reconocía el buen trabajo visitante: «Es cierto que hemos sufrido un apagón al llegar a los 75 puntos y como dato del partido decir que nuestros interiores han capturado nueve rebotes en total, tanto como ha cogido Marcius el solo. Ya en la recta final hemos apostado por el tiro exterior como solución y ellos han estado muy bien».