Hoy

Julie Forster, en faena. :: J. REY
Julie Forster, en faena. :: J. REY

LIGA FEMENINA

El Al-Qazeres vuelve a escena

  • Las extremeñas reciben hoy en el Macayo al Araski, un viejo conocido que cuenta con una de las mejores parejas interiores de la categoría; Roundtree y Gidden

El baloncesto de élite vuelve al Serrano Macayo y lo hace casi un mes después. El Al-Qazeres hará hoy las veces de anfitrión ante un viejo conocido como el Araski (12.00 horas), un recién ascendido con una plantilla que contempla nombres propios de lo más granado en el conjunto de Liga Femenina.

Las de Jacinto Carbajal, con cinco victorias y cuatro derrotas, no renuncian a alcanzar un nuevo triunfo que allane el camino del verdadero objetivo de la temporada y que no es otro que el de la permanencia. El cuerpo técnico de la escuadra cacereña podrá contar con todas sus integrantes, una vez la base Irena Vrancic se reincorporó el viernes al grupo de trabajo después de haber permanecido unos días concentrada con su selección nacional.

Enfrente estará el equipo dirigido por Madelen Urieta. Un plantel que poco tiene que ver con el que logró el ascenso la pasada campaña. Según el técnico cacereño, y a tenor de lo visto, el equipo vitoriano cuenta con una de las parejas interiores más contrastadas de la categoría, con las poderosas Roundtree y Gidden.

Aunque no es la prioridad, para los más soñadores está el trasfondo de poder jugar la Copa de la Reina, a la que tendrán acceso los seis primeros clasificados de la primera vuelta. Con cuatro duelos aún por disputarse, las cacereñas ostentan hoy precisamente esa última sexta plaza, aunque desde el equipo cacereño no se quiere desviar la atención del verdadero objetivo. «Jugar la Copa de la Reina podría ser un premio añadido, pero nuestro objetivo es el siguiente partido frente al Araski. Si fuésemos capaces de poner el broche de oro a la primera vuelta con una sexta o séptima victoria, y si eso luego nos da el extra de estar entre las seis primeras, bienvenido sea. Pero la idea ahora es conseguir más triunfos para alejarnos un poco, ya que abajo está todo muy apretado», explicó recientemente el técnico cacereño.

Sobre el parón liguero, «nos ha dado tiempo para descasar de la presión competitiva, desconectar y cargar pilas para preparar el partido», sostiene el entrenador del Al-Qazeres. Asimismo, Carbajal prevé que ambos conjuntos lucharán para intentar disminuir el ritmo ofensivo del adversario.