Hoy

BALONCESTO FEMENINO

El Al-Qazeres quiere una fiesta en Würzburg

El Al-Qazeres quiere una fiesta en Würzburg
  • El equipo presidido por Alfonso Sánchez quiere hacer extensiva esta fiesta del baloncesto a sus aficionados y ultima un paquete de viaje más entrada para facilitar el desplazamiento

Para el Al-Qazeres, el hecho de visitar el pabellón de Würzburg (sábado, 18.00 horas) frente al Perfumerías Avenida salmantino, uno de los iconos del baloncesto femenino español, es algo así como una fiesta. Al margen de las mayores o menores opciones reales de victoria, se trata de una fecha marcada en el calendario a la que acudirá sin urgencias gracias al primer tramo de esta campaña, con cinco victorias en ocho encuentros y siendo hasta el momento una de las auténticas revelaciones de LF1.

El equipo presidido por Alfonso Sánchez quiere hacer extensiva esta fiesta del baloncesto a sus aficionados y ultima un paquete de viaje más entrada para facilitar el desplazamiento en bloque. El objetivo es que las jugadoras cacereñas sientan el calor de su hinchada en una de las canchas más temidas no solo en la competición doméstica, sino también en la escena europea. Cabe destacar que después del partido de este sábado en Salamanca habrá un parón, por lo que el Al-Qazeres no volverá a jugar hasta la matinal del domingo 27 de noviembre en el Serrano Macayo ante el Araski, el otro recién ascendido que hasta el momento está cuajando un gran arranque de liga, con cinco victorias en ocho partidos, al igual que las de Jacinto Carbajal.

En lo deportivo, la victoria en Ferrol del sábado arrojó conclusiones interesantes, y es que el Al-Qazeres, que en sus dos anteriores salidas no cuajó una buena actuación, sí supo en tierras coruñesas sobreponerse a un errático inicio de partido sin dejar que apareciesen los fantasmas de la carretera. Un nuevo ejercicio de madurez y cabeza fría que ha facilitado que prácticamente la mitad del camino para lograr la permanencia esté recorrido.