Hoy

BSR

La falta de acierto condena al Mideba

Marten, del Mideba Extremadura, se quedó en tres puntos. :: j. v. arnelas
Marten, del Mideba Extremadura, se quedó en tres puntos. :: j. v. arnelas
  • Primera derrota de los pacenses, cosechada en feudo propio ante el Amivel por una escasa anotación que no superó los 50 puntos

badajoz. El Mideba Extremadura sufrió ayer la primera derrota de la temporada ante el malagueño Amivel en base al escaso acierto ofensivo de los pacenses, que se quedaron en menos de 50 puntos. Los primeros minutos del encuentro estuvieron marcados por la igualdad entre ambos equipos llegando al ecuador del cuarto 7-8 en el luminoso. El equipo visitante estuvo comandado por el medallista paralímpico Jesús Romero, que con muy buenas jugadas individuales iba ampliando la ventaja andaluza en el marcador hasta llegar a una diferencia de 7 puntos obligando a Jorge Borba a pedir tiempo muerto a falta de dos minutos para el término del cuarto. Tras la pausa el resultado no mejoró y finalizó el primer periodo con un resultado de 11-20.

El segundo cuarto comenzó con la entrada de Salvador en lugar de José Cano. Pese al esfuerzo local por revertir la situación, el equipo malagueño seguía controlando las acciones ofensivas del Mideba y la ventaja visitante se hacía cada vez mayor llegando a estar 12 arriba. A falta de cinco para el descanso el marcador señalaba 15-25 y con un Salvador muy inspirado en defensa y ataque la diferencia se fue reduciendo hasta colocarse 21-25 en tan solo dos minutos. El equipo visitante se vio obligado a pedir tiempo y el resultado al descanso fue de 21-29.

Tras la reanudación, Lilja Marten descansaba y, en su lugar, José Cano hacía de punto alto junto a Salvador. Ambos se entendieron a la perfección y aportaron mucho en el apartado reboteador. Cuando habían transcurrido cuatro minutos del tercer cuarto el marcador era de 28-31 avivando las esperanzas del equipo extremeño y obligando, de nuevo, al Rincón Fertilidad Amivel a pedir tiempo muerto. La efectividad ofensiva del equipo malagueño seguía haciendo mella en el marcador y se llegó al final del tercer cuarto nueve puntos en contra, 34-43.

El último cuarto estuvo marcado por los intentos midebistas de recortar distancias. Los primeros minutos fueron del Amivel pero la reacción local no tardó en llegar con un José Cano muy inspirado de cara a canasta. A falta de seis minutos para el final la diferencia era de siete puntos y el público, nervioso, animaba al equipo extremeño. En los últimos instantes la mala suerte se cebó con los de Jorge Borba con hasta cuatro lanzamientos que se pasearon por el aro sin recompensa. Bártolo recortaba la diferencia a cinco pero una personal al visitante Cachorro ponía de nuevo la misma diferencia. Salvador seguía intentándolo y, tras fallar un triple, recogía el rebote y anotaba de dos para el cinco abajo. La efectividad anotadora visitante marcó, también, las últimas jugadas del encuentro y se llegó al final con 48-57 en el marcador. El Mideba pierde su primer partido en un encuentro en el que siempre estuvo por debajo en el marcador pero en el que nunca bajó los brazos.