Hoy

LEB ORO

El Cáceres, ante Slezas y su alargada sombra

  • Por primera vez en la temporada, el cuerpo técnico verdinegro ha podido contar con todos sus hombres en las preceptivas sesiones preparatorias

El talentoso pívot lituano regresa hoy al Multiusos, donde vivió su primera experiencia en el baloncesto español y la que fue su casa la pasada campaña antes de fichar en la segunda vuelta por el Bilbao Basket. Su alargada sombra es visible en la pintura.

Cuesta coger este Cáceres - Gipuzkoa de hoy (Multiusos, 21.00 horas) sin caer en las redes del morbo y el sentimentalismo deportivo. Y es que oferta hay, y variada, para que ambas escuadras se agarren a la nostalgia.

Los aficionados verdinegros lo harán, en primera instancia, con el regreso de Slezas a la que hace tan solo un año a estas alturas era su casa. Un jugador, el lituano, que fue héroe y villano, tan querido como incomprendido en algunas ocasiones, y cuya sombra, como la de su compatriota Slezas, aún es alargada en el feudo verdinegro: «Salía de ojo su capacidad de pase, para lo bueno y para lo malo. Slezas es especial. Tiene ese 'algo' que a mí me hizo ficharlo. Me alegré personalmente por él, pero a nosotros nos hizo polvo. Alrededor de él se genera mucho juego», rememoraba ayer el entrenador del Cáceres en sala de prensa.

Para Gipuzkoa, además, el Multiusos tiene un aura con cierta magia, pues fue el escenario donde hace ocho años consiguió su último ascenso a la Liga ACB. De aquella plantilla aún permanece el nombre de Ricardo Uriz y de Oyón en el staff. Algo en lo que se ha incidido tanto desde el club de San Sebastián como en los propios medios de comunicación locales como principal atractivo para la cita de esta noche. En las manos de los jugadores del Cáceres está que los donostiarras tengan o no un dulce regreso a esta cancha para ellos talismán.

Por si fuese poco, el capítulo de sentimentalismos se cierra con la presencia del técnico segoviano Porfirio Fisac en el banquillo guipuzcoano. El preparador nunca llegó a entrenar ni al actual Cáceres ni al extinto, pero se trata de un hombre estrechamente ligado al baloncesto extremeño y del que Bohigas guarda el máximo de los respetos: «Le tengo mucha consideración en lo profesional y en lo personal».

Los visitantes llegan a Cáceres coliderando la tabla junto a Lleida y Coruña, con cinco victorias y tan solo una derrota. Números que en absoluto sorprenden al preparador cacereño: «Tienen seis o siete jugadores de máximo nivel y los demás un rol bien asumido. Es un equipo que tiene muy definido cómo quiere jugar».

Por primera vez en toda la temporada, el Cáceres ha podido pasar la semana íntegra con todo su plantel completando los preceptivos entrenamientos. A juicio del cuerpo técnico, el hecho de no haber disputado partido de liga el pasado fin de semana no afectará en demasía al rendimiento del grupo gracias al partidillo disputado en Madrid frente al Estudiantes hace siete días. Una cita que permitió mantener el ritmo de competición, según se explica desde el Cáceres.

Con un mensaje claro pero sin dramatismo en su contenido, Ñete Bhogas apela a la victoria del Cáceres: «Ni somos los últimos, ni somos los únicos que estamos en esta situación. Mi único pensamiento es ganar, no solo competir». El preparador del Cáceres es sabedor de que su equipo aún tiene que mejorar en varias facetas, sobre todo para lograr un equilibrio entre su todavía deficiente juego interior con el del perímetro.

Fisac también ha alertado a los suyos, llegando a decir que su equipo afrontará hoy el partido «más complicado» hasta la fecha lejos del José Antonio Gasca.