Hoy

La ansiedad tapona al Batalyaws

El banquillo observa a White en el encuentro del pasado sábado en Las Palmeras ante Claret. :: c. moreno
El banquillo observa a White en el encuentro del pasado sábado en Las Palmeras ante Claret. :: c. moreno
  • No ha logrado la victoria en los cuatro primeros partidos ligueros de su historia y el vestuario comienza a inquietarse; hoy, ante el Leganés, ocasión de solucionarlo

Cualquier club que acaba de nacer, por humilde que sea, necesita la victoria como sustento. Y si es la primera, más todavía, porque, si no se consigue, la ansiedad se apodera de todos sus estamentos. En esa disyuntiva se encuentra el Baloncesto Batalyaws de Liga Femenina 2, el nuevo proyecto de baloncesto en Badajoz que quiere consolidarse en la segunda categoría nacional pero al que le está costando mucho abrir la lata. Son cuatro las jornadas disputadas y cuatro las derrotas, algunas muy abultadas como la del estreno ante Alcobendas (109-49) y otras más apretadas como la del Estudiantes (62-69), un balance de 0-4 que condena a las pacenses al farolillo rojo compartido. Las pupilas de Dolores Suárez necesitan sumar cuanto antes y esta tarde tienen la ocasión de poner fin al problema ante el potente Leganés, en su feudo de Las Palmeras a las 18.00 horas.

El pasado sábado las blanquinegras desaprovecharon una gran oportunidad ante el Claret, un adversario más de 'su' liga que aterrizaba en Badajoz con similar problemática. No pudo ser por cuarta vez y al final 67-76. Y más tras un arranque de partido horroroso en el que las visitantes casi doblan a las locales (14-27). «Las chicas quedaron muy abatidas porque tras un mal comienzo el equipo se recompuso y casi estuvimos ahí. Fue una primera parte llena de imprecisiones y pérdidas de balón sumado a una pésima defensa que hizo crecer al otro equipo hasta alcanzar una renta importante», explica la entrenadora Dolores Suárez, quien reconoce la ansiedad en su vestuario. «Sí se nota la ansiedad, la verdad, en la plantilla, en el staff técnico y en el club en general. Esto es un juego de ganar o perder y ver que la victoria no llega hace que te comas la cabeza más de la cuenta».

Un partido en el que debutó el nuevo fichaje, la joven Kamara, que aportó 14 puntos y ayudó en el rebote. «Kamara es una jugadora muy fisica que aportará grandes cosas al equipo. Es joven y tendrá que ir ganando experiencia, pero su poder físico y sus ganas de trabajar creo que harán de ella una gran jugadora».

La interior africana se incorpora en un momento delicado. Tal y como están las cosas, al Batalyaws no le queda otra que ganar de cualquier manera, como reza el título español de la película 'Blue Chips', con Nick Nolte y Shaquille O'Neal entre otros. Da igual jugar bien, regular, o mal. Si es bien, mejor, pero no es lo básico. «Evidentemente hay que ganar, pero hay que mantener la cabeza fría porque los rivales han sido duros porque este grupo es de muy alto nivel y nada tiene que ver con el grupo del año pasado y porque estamos a finales de octubre y esto no ha hecho más que empezar. Se buscará el sábado esa ansiada victoria y se seguirá buscando después aunque llegue. Jugamos para ganar todos los partidos», continúa la preparadora.

El problema es que la próxima cita es complicada. Y mucho. Esta tarde (Las Palmeras, 18.00 horas) recibe al Baloncesto Leganés, tercero en la clasificación del Grupo B con tres triunfos en la mochila y un solo tropiezo, además justificado ante Alcobendas. «Es un gran equipo con 4 y 5 jugadoras de gran calidad, que rota bastante el banquillo y que nos lo pondrá verdaderamente dificil. Leganés estará arriba en la tabla», avisa Suárez. El choque se celebrará a las 18.00 horas, el que será horario habitual desde ahora. El club guarda silencio respecto a un homenaje a gente relacionada con el baloncesto que tendrá lugar en el descanso.

Aunque nada tiene que ver con el aspecto deportivo, le preguntamos a la entrenadora sobre la polémica de las cláusulas 'anti-embarazo' en la LF1, una letra pequeña por la que el club puede rescindir el contrato en virtud de una 'deficiente conducta profesional'. Algo realmente increíble. «No tenemos esa cláusula. Creo que llegado un caso como ese nuestro club actuaría con sensatez. Por algo somos mayoría de mujeres en la directiva», argumenta Dolores Suárez.