Hoy

LIGA FEMENINA 2

Dulce momento para el regreso

  • Miriam Forasté, que comienza a recobrar la confianza en Cáceres, ya piensa en el duelo ante su exequipo Gipuzkoa

Si en el seno del Al-Qazeres hay alguien que cuenta especialmente las horas para la próxima cita, ella es Miriam Forasté. La pívot barcelonesa regresará este sábado a San Sebastián, a la que fue su casa durante las cuatro últimas temporadas, para intentar arañar en forma de victoria otro pedacito al objetivo de la permanencia.

La contrastada jugadora de 25 años, ahora a las órdenes de Jacinto Carbajal, ya sabe lo que es ganar Liga y Euroliga con el Ros Casares. Además de haber sido internacional con la selección española absoluta, Forasté puede presumir de haber conquistado un Campeonato de Europa con el combinado nacional Sub-20. No obstante, el deporte no es siempre matemático y, tras ser una de las interiores más brillantes de la escena nacional, su pasada campaña en el IDK Gipuzkoa fue algo «difícil» en lo deportivo, según reconoce, pero nunca en lo humano: «Llevo toda la semana pensando en el partido. Tengo muchas ganas. Más que mi equipo, fue como mi casa. Será un encuentro especial».

El Polideportivo José Antonio Gasca tendrá este sábado la oportunidad de ver a una Forasté que al calor de la tierra extremeña está volviendo a recuperar sus mejores sensaciones, tal y como demostró en la victoria frente a Cadi La Seu, con un papel decisivo: «Después de la pasada temporada necesitaba comenzar poco a poco a recuperar la confianza. En Cáceres confían en mí y me la están transmitiendo desde el principio. El entorno del equipo es perfecto para conseguirlo».

Y en lo colectivo, ¿cómo vive el vestuario este buen arranque de liga? «Estamos encantadas. Siempre tenemos en mente luchar por cada partido, pero empezar así ha sido una sorpresa para nosotras y para los demás. Tenemos los pies en el suelo y sabemos que tendremos partidos difíciles, que llegarán las derrotas, por eso no se nos puede subir nada a la cabeza».

Una vez pise la cancha guipuzcoana este sábado, no habrá lugar para sentimentalismos: «Vamos a luchar y a ir a por todas. Ellas son un equipo como el nuestro, que puede sorprender a cualquiera. No va a ser nada fácil», pronostica.