Hoy

Nueva oportunidad para creer

JJosé Antonio Marco será el encargado de templar el juego :: hoy
JJosé Antonio Marco será el encargado de templar el juego :: hoy
  • Tocado en lo anímico, el colista Cáceres buscará hoy en Oviedo recuperar sensaciones y alcanzar la redención tras la noche aciaga ante el Breogán

En una previa de estas características, se podría escribir de baloncesto y solo de baloncesto. No abandonen el barco aún, pues también se hará. Pero la historia de hoy, lejos de lo que hubiese gustado en el seno del Cáceres, no va de conceptos meramente técnicos o tácticos, sino de otros algo más etéreos, tan intangibles como vitales, y que tienen que ver con la redención.

Y es que, antes de plantearse ganar o ni siquiera competir -concepto ya muy manido en el baloncesto moderno-, el primer objetivo del Cáceres hoy en la difícil cancha de Pumarín frente al Oviedo (20.45 horas) será el de volver a sentirse un equipo profesional de baloncesto, que no es poco. La noche aciaga del pasado viernes ante el Breogán ha escocido en los diversos círculos baloncestísticos de la ciudad, no solo por la abultada derrota en sí, sino más bien por la lastimosa imagen ofrecida.

De una forma u otra, así también lo entiende el propio entrenador verdinegro, Ñete Bohigas, quien asegura que, pese a los pocos días disponibles para preparar la cita, «buena parte del trabajo ha sido para restañar heridas y para que los jugadores se den cuenta de que nosotros no somos ese equipo. Solo nos falta que podamos competir al nivel al que trabajamos diariamente, con confianza e ilusión».

Estado mental del grupo

La expedición cacereña partió ayer a tierras asturianas con una máxima lanzada desde el cuerpo técnico: «Tenemos que estar al cien por cien para que desaparezcan las inseguridades individuales». Y hasta aquí, lo que concierne al estado mental del grupo.

En el aspecto meramente deportivo, el Cáceres tendrá ante sí a un rival que ha sabido sobreponerse a la perfección al varapalo sufrido el pasado mes de septiembre, cuando se produjo la lesión de su fichaje estelar, Eduardo Hernández-Sonseca. El carismático pívot se recupera desde entonces de una fractura en el segundo metatarsiano de su pie izquierdo. Para contrarrestar su ausencia, hay hombres que están dando un paso hacia adelante para asumir un rol con más protagonismo del inicialmente previsto, como es el caso de Felipe Dos Ajos, cedido por el Real Madrid, quien está arrojando buenas sensaciones. Con el reputado Dani Pérez en la dirección, los ovetenses cuentan con dos victorias y una sola derrota, la sufrida en la última jornada en Burgos.

Al margen del rendimiento que pueda ofrecer su propio grupo en un partido llamado a la recuperación, a Bohigas le preocupa la intensidad defensiva de Oviedo y el acierto de su rival desde el perímetro, donde siempre aparecen nombres como el de Löfberg. Con tiempo aún por delante para arreglar el desaguidado, el colista Cáceres estará hoy obligado a recuperar las sensaciones propias de un equipo que no pretende ser un mero convidado de piedra esta temporada en la categoría.

El jugador brasileño está asumiendo con buenos números un rol más importante al inicialmente previsto por la lesión de Hernández-Sonseca.