Hoy

Rosanio y Romero celebraron sendos cumpleaños con victoria. :: J. REY
Rosanio y Romero celebraron sendos cumpleaños con victoria. :: J. REY

LIGA FEMENINA 1

El Al-Qazeres hace disfrutar

  • Tras una excelente primera mitad, las cacereñas supieron sufrir en un final apretado ante La Seu, que nadó para morir en la orilla

El Al-Qazeres va en serio. El equipo de Jacinto Carbajal demostró que las dos primeras victorias de liga no fueron fruto de la casualidad y ayer en el Serrano Macayo regresó ante Cadi La Seu a la senda triunfal (84-81). Todo en un encuentro en el que las cacereñas, tras gustarse en primera instancia, tuvieron la sangre fría suficiente como para sufrir en un final de partido ajustado después de dilapidar una renta que en el segundo cuarto llegó hasta los 22 puntos.

Frente a un rival como el catalán, con jugadoras interiores dotadas de gran movilidad, el entrenador cacereño optó por incluir en el quinteto inicial a Miriam Forasté en detrimento de Dubravka Dacic. La jugadora barcelonesa, caracterizada por su versatilidad, comienza a recobrar sus mejores sensaciones y ya recuerda a aquella pívot que fue llamada al combinado nacional. Su actuación, junto a las de Julie Forster y Pamela Rosanio, fue decisiva para el tercer alegrón de la escuadra extremeña.

Con la vitola de equipo docto en labores defensivas, Cadi La Seu planteó un partido muy exigente en lo físico con intensas presiones en toda la pista que casi en ningún momento permitieron transiciones reposadas del Al-Qazeres. Pese a ello, las jugadores locales, especialmente en la recta final del primer cuarto, supieron leer la situación para despegarse (26-16) en los diez primeros minutos.

Ya en el segundo, Pamela Rosanio encontró su pico baloncestístico para ligar varias acciones positivas con la ayuda de Vrancic. La base bosnia y Carla Nascimento compartieron varios minutos en pista y consiguieron una mejor circulación de balón para sacudirse la presión. Mientras, Rosanio se marchó al descanso con 16 puntos en un segundo cuarto en el que las cacereñas llegaron a tener 22 puntos de ventaja y que se cerró con un 53-33 favorable a las extremeñas.

Solo las jugadoras de Cadi La Seu saben con exactitud el mensaje lanzado por el técnico Joan Carles Pie en los vestuarios, pero lo cierto es que las catalanas salieron tras el descanso dispuestas a conseguir la proeza. Y lo intentaron con los nombres propios de Belén Arroyo y Georgina Bahi. Al-Qazeres ya no encontraba tanta frescura para mirar a la canasta contraria, aunque la actuación de Miriam Forasté y de Julie Forster sirvió de contención para mantener al equipo local al término del tercer acto por encima de la barrera psicológica de los diez puntos (71-59).

Con la cuarta personal de Bahi al inicio del último cuarto, Arrojo se convirtió en la peor de las pesadillas para el Al-Qazeres. Su actuación, unida a la falta de fluidez de las cacereñas, fue decisiva para que La Seu lograse llegar al último minuto de partido con empate a 81. Un tiro libre de Carla Nascimento más un robo del Al-Qazeres y una trabajadísima canasta de Forasté dieron los tres puntos de ventaja a las locales, que gestionaron bien su ausencia de bonus defensivo para hacer dos faltas personales en la última posesión visitante. El triple fallido de Bahi y el rebote de Rosanio fueron el desenlace de la tercera satisfacción cacereña esta temporada.