Hoy

baloncesto

La mejora no da para ganar al Estu

Noelia Pariente, presionada por tres rivales. :: j. v. arnelas
Noelia Pariente, presionada por tres rivales. :: j. v. arnelas
  • El Batalyaws progresa y compite ante el potente cuadro estudiantil, que se lleva el triunfo en el primer partido como local del nuevo club

El durísimo calendario inicial del Baloncesto Batalyaws en su primera andadura en Liga Femenina 2 le está pasando factura. Dos enfrentamientos para abrir boca el nuevo proyecto pacense de baloncesto femenino ante rivales que, salvo mayúscula sorpresa, en el ocaso de la competición demostrarán que son de otra liga. Pese a la dificultad, el equipo blanquinegro confirmó bastante mejoría y progresión en su juego y competitividad, aunque no fuera suficiente como para desnivelar la balanza en los momentos decisivos, cuando más quema la pelota. A falta de poco más de cinco minutos estaba por delante en el electrónico, pero acabó cayendo ante las colegiales por 62-69, que suman su segunda victoria mientras las blanquinegras fueron derrotadas en las dos jornadas.

Pero no es lo mismo caer como se cayó en Alcobendas que como ocurrió en el primer encuentro del curso en Las Palmeras. No es lo mismo que te borren casi literalmente de la pista a que pelees por el triunfo hasta el final y además con opciones. Mucho público se dio cita en el recinto pacense para ver el debut casero de las jugadoras de Dolores Suárez y a fe que el partido no defraudó. Las visitantes dominaron la puesta en escena y el cuarto final del encuentro, merced a su superior físico, y las de casa un espectacular segundo cuarto -en el que prácticamente doblaron al Estudiantes (29-15)- y un aseado tercero.

Tres cuestiones claves marcaron el marcador final. La aplastante superioridad estudiantil en el rebote, su mejor físico y una técnica a la base local, Jay White, que suponía la quinta falta, la que mandaba al banquillo al motor pacense hasta ese momento y que decía mucho en favor del conocimiento de idiomas del colegiado González, puesto que la norteamericana no sabe una palabra de castellano y la señalización supuestamente es por protestar.

Evidente mejoría blanquinegra especialmente en defensa, un acertadísimo tiro exterior de las madrileñas y un claro problema en la pintura de las locales, que tendrán que corregir mucho ese aspecto. Pese a su lumbalgia, Larisse fue la mejor en la estadística local, con 19 puntos y 6 rebotes, secundada por Pamela Moral y sus 17 y 3 asistencias.

El Baloncesto Batalyaws viajará a Tenerife en la próxima jornada, donde le espera Adareva. Irá en busca de una victoria que no quiere que se haga de rogar más.