Hoy

LEB ORO

El conjuro de la carretera

La plantilla del Cáceres, ayer en Los Barruecos. :: Cáceres basket
La plantilla del Cáceres, ayer en Los Barruecos. :: Cáceres basket
  • El Cáceres trabaja en corregir errores para mostrar el viernes en Lérida su mejor versión

No hay lugar para la dramatización. En el seno del Cáceres Basket se es consciente del mal partido realizado el pasado viernes ante el Palencia, pero el buen tono no se pierde en el cuerpo técnico: «Ahora estamos penúltimos, pero a un partido del primero», esboza desenfado el entrenador Ñete Bohigas. El técnico reconoce que en el estreno liguero faltó chispa y agresividad, sobre todo en zona defensiva. Aspecto que dice estar corrigiendo con sus hombres durante esta semana de trabajo, a la vez que solicita a su plantel que suelte lastre para que asuma más responsabilidad que la demostrada hasta el momento. «Hemos corregido varias cosas durante la semana y lo seguiremos haciendo. Estaremos más tranquilos en Lleida y jugaremos a un mejor nivel», sostiene.

Después de una pretemporada peculiar debido a los contratiempos, el inicio de la competición tampoco está siendo el soñado en lo que a la disponibilidad de los jugadores se refiere. Mientras Rakocevic se recupera de un fuerte golpe en el coxis -habrá que esperar a su evolución en los próximos días para saber si podrá o no estar disponible-, JC Fuller no ha podido entrenar en el inicio de la semana a causa de un resfriado. Por su parte, el recién recuperado Marcuis solo podrá hacerlo en la recta final de la semana antes del partido del viernes (Barris Nord, 21.00 horas), al haber recibido las últimas sesiones de ondas de choque para finiquitar el tratamiento de la lesión que ha arrastrado durante todo el verano.

No solo desde la banda técnica se adivinan las deficiencias del Cáceres. También desde dentro de la cancha se entona el 'mea culpa', tal y como reconoce el polivalente Sergio Pérez, quien también evidencia que hay aspectos que mejorar después de que el pasado viernes no se viesen sobre el parqué algunos conceptos trabajados durante la semana.

En Los Barruecos

Por lo demás, los jugadores verdinegros tuvieron ayer un día diferente, de los que valen para hacer piña, con la visita organizada al Monumento Natural de Los Barruecos, así como al Museo Vostell, en Malpartida de Cáceres. Una iniciativa enmarcada en el programa provincial 'Al gusto de todos', de Turismo Provincia de Cáceres, que sirvió para hacer el primer conjuro de la carretera. Y es que precisamente mañana jueves partirá la expedición cacereña rumbo a tierras catalanas para enarbolar la bandera del deporte extremeño en el primer viaje de esta temporada. Como es habitual en prácticamente la totalidad de los destinos, los jugadores harán noche a domicilio para gozar así de más descanso el día del partido.