Hoy

Bohigas instruye a sus hombres durante un entrenamiento. :: HOY
Bohigas instruye a sus hombres durante un entrenamiento. :: HOY

baloncesto

El Cáceres inicia el reto de la permanencia

  • El vigente campeón de liga y copa, Palencia, visita el Multiusos conservando gran parte del bloque de la pasada temporada

CÁCERES. El Cáceres Basket sube el telón de su décima temporada, la séptima en Oro. Con un proyecto más humilde en lo económico pero con ilusiones renovadas, los extremeños reciben hoy a partir de las 21.00 horas en el Multiusos al Palencia, el vigente campeón liguero y que la pasada temporada no pudo ver satisfecho su ascenso deportivo a la ACB por imposibilidad económica.

Tras una pretemporada en la que los hombres de Ñete Bohigas han ido de menos a más, a partir de ahora se espera ver sobre el parqué la mejor versión de un Cáceres que por primera vez podrá contar con el pívot croata Sandi Marcius. Aunque el entrenador verdinegro reconoce que no está al cien por cien, sí celebra que durante esta semana su equipo haya podido entrenar al completo por vez primera al menos un par de días. «Necesitábamos que Sandi entrase porque va a ser la referencia en el poste bajo. Con él hemos mejorado sustancialmente, aunque no va a poder tener segmentos de juego demasiado largos. Aeróbicamente está bien, pero aún no tiene la chispa necesaria», sostiene.

Desde el cuerpo técnico del Cáceres se reconoce que, debido a los contratiempos de esta pretemporada, el nivel aún no es el óptimo respecto al evidenciado la pasada temporada a estas alturas: «Todavía no estamos como entonces, pero sí en condiciones de poder competir».

Del mismo modo, Bohigas no ve mal que la primera piedra en el camino sea un rival como Palencia, «que tiene objetivos dispares a los nuestros y en teoría no estará aún en su pico alto de forma».

Fiel al discurso lanzado por la entidad en los últimos meses, Bohigas asume como reto el de «salvar la categoría jugando un baloncesto suficientemente sólido y bueno». Todo, dice, «sin renunciar a nada pero con los pies en el suelo».

Esta temporada será, además, la de la posible confirmación de Guillermo Corrales y Carlos Toledo. Ambos se verán obligados a asumir un rol en el que gozarán de más protagonismo en la rotación, por lo que tendrán la oportunidad de dar el ya tradicional paso hacia adelante que Bohigas exige a los suyos cuando así lo requieren las exigencias del guion. Con un José Antonio Marco que aún no está a su mejor nivel, buena parte de las miradas se posarán sobre el explosivo base andaluz, obligado a alimentar su madurez baloncestística para incrementar los minutos de sus intervalos en pista.

El técnico cacereño destaca que «Palencia está llamado a estar entre los equipos que aspiren al ascenso por calidad y porque tiene grandísimos jugadores individualmente. No sé si no haber ascendido les pesará anímicamente, pero su planteamiento va a ser igual».

El equipo dirigido por Sergio García, quien el pasado año sustituyó con éxito a Porfirio Fisac en el banquillo palentino, conserva gran parte del bloque de la temporada anterior con hombres de la talla de Urko Otegui, Blanch o Lamont Barnes, además de haber reforzado la dirección con Josep Pérez y de haber adquirido centímetros con el alero Robert Valge y los interiores Maldunas y Engström. Los castellanoleoneses también viajarán a Cáceres con el exterior Emmy Andújar, quien cubrirá temporalmente la baja de Joan Tomás.

El croata, inédito durante la pretemporada, se enfundará hoy por vez primera la camiseta del Cáceres. Está llamado a ser el referente interior.