Hoy

BALONCESTO

Estreno a la heroica del Al-Qazeres

El duelo entre Forster (Al-Qazeres) y Carter marcó el partido . :: l. c.
El duelo entre Forster (Al-Qazeres) y Carter marcó el partido . :: l. c.
  • En un extraordinario último cuarto, logró sobreponerse frente al Gernika a un mal inicio que lastró sus opciones de victoria

cáceres. Hay días que los fundamentos técnicos, las nociones tácticas y el estado físico quedan casi en convidados de piedra, salvando las lógicas distancias, cuando la principal receta es la psicológica, la de creer en uno mismo. Esto último es lo que hizo ayer el Al-Qazeres en su victoria (72-69) ante el Gernika en su regreso a Liga Femenina. Un rival con evidente superioridad individual pero que acabó mordiendo el polvo, pese al errático inicio de las cacereñas, en un Serrano Macayo ensordecedor en los minutos calientes.

Algo más de dos minutos tardó el Al-Qazeres en encestar su primera canasta a cargo de Dacic tras los nervios iniciales y la férrea defensa gernikesa, que en las acciones posteriores continuó ahogando las aspiraciones ofensivas de las jugadoras locales. Algo que las vascas compaginaban con acierto anotador en cancha extremeña, hasta que Jacinto Carbajal tuvo que pedir su primer tiempo muerto con el 2-12 sin que se hubiesen cumplido aún los cuatro minutos de juego.

Fue Pamela Rosanio la que hizo despertar al graderío con tres buenas acciones consecutivas. También Julie Forster se echó el equipo a la espalda, aunque la consistencia del equipo visitante y el acierto exterior de Naiara y Asurmendi, así como alguna penetración con vía libre, imposibilitaron rebajar la desventaja al final del primer cuarto (18-28).

En el segundo acto, con la dirección de Vrancic y la mejor cara de Forster -demostró valía más que suficiente para la élite-, se vio a un Al-Qazeres más calmado, con mejor circulación de balón y sin hacer tantas concesiones en las líneas de pase para acercarse en el luminoso (28-31) a cinco y medio del descanso. Posteriormente, Gernika recuperó su tono y tiró de sobriedad en la toma de decisiones para llegar al descanso con un favorable 34-43, con una gran actuación de Carter, la más destacada en el conjunto visitante en esta primera mitad.

En un discreto tercer cuarto por parte de ambas escuadras, el Al-Qazeres logró mantener el tipo, a pesar de las acometidas visitantes, para llegar vivo al último de los actos con 47-57. No obstante, las sensaciones sobre el parqué dejaban entrever que las jugadoras de José María Solar tenían el partido bajo llave. Una llave que, contra todo pronóstico, las de Jacinto Carbajal supieron recuperar con ahínco en el mismo fondo del mar. En los últimos 10 minutos, un buen arranque del Al-Qazeres situó a las cacereñas a tan solo cinco puntos (55-60) a falta de siete minutos. Y lo hizo con mujeres de la rotación en pista, como es el caso de Vrancic, que mostraba decisión, Corrales y una voluntariosa Forasté.

Ya con el quinteto de gala, unas inspiradas Alstons y Rosanio tomaron las riendas ofensivas y el Al-Qazeres, con garra atrás y cerrando el rebote, logró darle la vuelta al electrónico hasta en dos ocasiones, llegando al último medio minuto con un 69-69. Un triple de Rosanio y una buena defensa de Vrancic sobre Asurmendi decantó el partido a favor de un equipo, el extremeño, con una enorme fortaleza psicológica y gran potencial de crecimiento.