Hoy

baloncesto

Al-Qazeres, a por el primer paso

La plantilla, ilusionada con el reto de la permanencia. :: J. REY
La plantilla, ilusionada con el reto de la permanencia. :: J. REY
  • Las cacereñas regresan hoy a la élite nacional recibiendo al Gernika a las 20.30 horas en el Serrano Macayo

cáceres. Es miércoles, pero la ocasión bien merece traje de domingo. El baloncesto de élite vuelve a Cáceres una temporada después y lo hace de la mano del Al-Qazeres, que hoy a partir de las 20.30 horas recibe al Gernika en el Serrano Macayo para afrontar su segunda experiencia en Liga Femenina.

El entrenador cacereño, Jacinto Carbajal, tendrá a su disposición a todas las jugadoras de la plantilla, a excepción de las bajas ya conocidas de Mariona Martín y de María Romero, quienes ultiman sus procesos de recuperación tras sus lesiones de larga duración sufridas la pasada campaña.

La pretemporada para las extremeñas, así como para el resto de equipos, ha sido corta y el técnico cacereño reconoce que aún no se podrá ver todo el potencial que su grupo de trabajo podrá poner sobre el parqué esta temporada: «Todavía nos falta un poquito para estar al nivel que nos gustaría, pero ya tenemos que ver a un Al-Qazeres que compita y que sea capaz de luchar contra un buen equipo», aseguraba ayer. Para Carbajal, Gernika es un rival «temible», a tenor de cómo se ha reforzado este verano, con mujeres como María Pina y Carmen Asurmendi, ambas campeonas de la Copa de la Reina el pasado mes de febrero, cuando militaban en las filas del Conquero onubense.

El Al-Qazeres también deberá destinar buena parte de sus recursos a intentar minimizar lo máximo posible el buen hacer de la estadounidense Lolina Carter. Una jugadora que, según pronostica el propio Carbajal, será de lo mejor que se pueda ver este año en la competición. Todo ello, sostiene, sin olvidarse de las bondades de un bloque que lleva tiempo junto.

Buena parte de las miradas de los aficionados cacereños estarán puestas hoy en los nuevos fichajes del Al-Qazeres, que están llamados a dar el salto de calidad. Se espera que las flamantes adquisiciones, ya en plena competición, puedan rayar al nivel que exige la categoría.