Hoy

Vrancic, con su selección. :: HOY
Vrancic, con su selección. :: HOY

Baloncesto femenino

El Al-Qazeres enriquece su dirección de juego

  • La base bosnia Irena Vrancic ya se encuentra a las órdenes de Jacinto Carbajal y podrá debutar hoy en Zamora

A falta de poco más de una semana para el estreno liguero, el Al-Qazeres suma nuevos recursos, los que aportará al equipo la base bosnia Irena Vrancic, que llega al club para suplir en este inicio de temporada la ausencia de Mariona Martín, que está en la última fase de recuperación de su lesión.

La nueva adquisición del equipo cacereño, de 26 años y 1,67 metros, es internacional con su país y procede del BK Strakonice, de la República Checa, donde la pasada temporada promedió 10,1 puntos, 4,8 rebotes y 2,9 asistencias. El Al-Qazeres consigue así más oferta con una jugadora que vivirá su primera experiencia en España.

Vrancic podrá actuar con sus compañeras hoy en Zamora, donde el Al-Qazeres se medirá al Zamarat a las 20.30 horas en el pabellón Ángel Nieto. Las extremeñas, que devuelven visita, ya lograron imponerse a la escuadra castellanoleonesa el pasado 7 de septiembre en el Serrano Maco (96-85). Un partido que sirvió como puesta de largo de las de Jacinto Carbajal ante su público. Tras la victoria ante las zamoranas y las derrotas frente al Perfumerías Avenida en Salamanca y el CREF Hola en Almaraz, el Al-Qazeres afronta la recta final de una pretemporada que tendrá su fin este próximo sábado en Villanueva de la Serena con la celebración de la Copa de Extremadura frente al Batalyaws pacense, de Liga Femenina 2.

La de hoy será una nueva oportunidad para evaluar el proceso de acoplamiento que están teniendo los nuevos fichajes, aunque el entrenador cacereño ya ha reconocido en más de una ocasión que no será hasta ya avanzado el primer mes de competición liguera cuando se podrá ver el verdadero nivel que su equipo podrá poner sobre los parqués de Liga Femenina en la temporada del retorno a la élite nacional. Mientras, María Romero y Mariona Martín continúan con sus planes de recuperación para integrarse lo antes posible a la disciplina de trabajo.

Por otra parte, el club mantiene abierta su campaña de abonados con el objetivo de que antes del primer partido de liga en casa la cifra de adeptos pueda aproximarse a los 500.