Hoy

Bohigas instruye a Sergio Pérez. :: A. MÉNDEZ
Bohigas instruye a Sergio Pérez. :: A. MÉNDEZ

LEB ORO

«Pido ayuda a la afición»

  • «No queremos que nadie nos eche más piedras en la mochila», dice Bohigas, el míster del Cáceres

«Que la gente venga para sumar y no para restar. Somos los mismos que conseguimos el ascenso e ilusionamos al principio. Ahora es cuando se demuestra la honradez. Le pido ayuda a la afición». Son palabras del entrenador del Cáceres Basket, Ñete Bohigas. Si no crítica, la situación por la que atraviesa su equipo es complicada, después de las cuatro últimas derrotas consecutivas ante Oviedo, Orense, Barcelona B y Planasa Navarra. Por ello, el técnico cacereño hace un llamamiento a una afición a la que pide comprensión. «Leb Oro es una liga muy competitiva y dura, ya lo sabíamos. Todo lo que envuelva al equipo en un ambiente negativo no es bueno. Es una presión que hay que saber llevar porque somos profesionales, pero lo que no queremos es que nadie nos eche más piedras en la mochila».

Con las miras puestas en el partido del próximo viernes en el Multiusos frente a uno de los colistas de la liga, el Lleida, con tan solo un partido ganado, el preparador verdinegro es claro: «Estamos deseando ganar para quitarnos la presión que tenemos encima. Si yo no viera una predisposición estaría muy preocupado, pero veo a la gente trabajando muy bien. Vamos todos a una y en ese sentido estoy muy satisfecho».

Dentro del vestuario también refrendan las impresiones de Bohigas. Es el caso de Luis Parejo, una de las voces más autorizadas. El jugador apela a la «ambición» del grupo para lograr revertir la situación. «Somos un grupo que trabajamos al máximo desde el primer momento. Quizás al principio se vieron unas expectativas que no fueron reales. Somos un recién ascendido con muchas ganas de trabajar para intentar cambiar esta dinámica. Ahora los resultados no están siendo como esperábamos tras el buen inicio de temporada que tuvimos. Con estas cuatro derrotas cuesta un poco más, pero somos ambiciosos y queremos darle la vuelta a esto».

Buena parte de las opciones de victoria cacereña pasarán por las manos de José Antonio Marco, quien tras su reaparición no ha vuelto a ser el jugador tan determinante que de él se espera en la dirección. Lo ha notado el Cáceres, encontrando en los últimos envites opciones en ataque menos fluidas y recurriendo en muchas ocasiones a malas selecciones de tiro.

También se espera que otras causas imprescindibles para el buen funcionamiento del engranaje grupal, como la política solidaria de Slezas en la generación de juego o la recuperación del acierto de un precipitado Mockford, vuelvan a aparecer esta próxima jornada.

Por otra parte, este mismo viernes, en el descanso del partido frente al Lleida, tendrá lugar la presentación de todos los jugadores de las categorías inferiores del equipo. El ex técnico verdinegro Gustavo Aranzana será esta vez el que apadrine a los jóvenes canteranos del Cáceres, como ya hiciese Francis Sánchez el pasado año. Se espera, pues, un buen ambiente en las gradas del pabellón Multiusos.