La rebelión amarilla

Las protagonistas de 'Vis a vis' serán trasladadas a una nueva prisión dominada por la mafia china. :: Fox/
Las protagonistas de 'Vis a vis' serán trasladadas a una nueva prisión dominada por la mafia china. :: Fox

'Vis a vis', que hoy estrena en Fox su tercera temporada, es un caso único en la ficción española. Además de romper tópicos, sus seguidores han logrado que regrese tras ser cancelada en 2016

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Cuenta Najwa Nimri que cuando le ofrecieron el personaje de Zulema, una de las presas más peligrosas de 'Vis a vis', los productores querían conseguir que fuera odiada por el público. «Me gusta la idea, aunque creo que van a dejarme de vender pan en mi panadería de cabecera», explicaba la actriz navarra a este periódico, antes de saber que acabaría convirtiéndose en uno de los personajes más queridos de la serie. No es la única muralla que esta historia carcelaria ha logrado derribar, después de su acelerado final en Antena 3 en 2016 (estaba prevista que tuviera tres temporadas en vez de dos) han sido sus seguidores, autodenominados 'marea amarilla', los principales artífices de que esta noche regrese con nuevas tramas, a base de insistir una y otra vez en las redes sociales. Lo hará en el canal de pago Fox (a partir de las 22.20 horas), que ha tomado el testigo de Atresmedia y ha transformado una ficción de 90 minutos por capítulo apta para adolescentes en un frenético 'thriller' de 50 y 'no recomendado para menores de 18 años'.

A Zulema, Macarena (Maggie Civantos), 'Rizos' (Berta Vázquez), Saray (Alba Flores) y compañía, las vimos por última vez en una prisión de Cruz del Sur en las que eran las dueñas del cotarro. Ahora todo eso ha cambiado, con su traslado a Cruz del Norte, otra cárcel privada (algo que no existe en España, ya que todas son públicas), pasarán de estar en lo alto de la pirámide alimenticia a descender hasta la base. En el nuevo recinto mandan las presas de la mafia china y van a morder antes que perder su monopolio.

«De alguna manera va a ser un 'Sur' contra el 'Norte', lo que pasa en todo el mundo, hasta en 'Juego de tronos'. Todas estamos divididas dentro, con nuestras rencillas pero, como pasa en los partidos políticos, hay que hacer frente a la oposición. Va a ser algo puntual, porque las tramas luego van a ser arquetípicas», dice Nimri.

Una concejala entre rejas

-¿Cómo desembarca Zulema en esta nueva prisión?

-Va a seguir siendo un mal bicho. Este año nos manejamos entre una superheroína y una chapucera. Ahora sabemos que tenemos el favor del público, pero antes no lo teníamos y nos lanzamos a una cosa sin concesiones, aunque el espectador no lo entendiera.

Lo de no dar concesiones se refleja en uno de los nuevos personajes, Mercedes Carillo, una concejala de Urbanismo acusada de cohecho y prevaricación a la que da vida la actriz Ruth Díaz. Ella ingresa en prisión como una novata, una simple moneda de cambio despojada del poder que tuvo cuando estaba en libertad. «Se ceban con mi personaje. Ella lo pasa mal porque ha pasado de estar en lo más alto al fango, rodeada de delincuentes, no se ha visto en una igual. Es una presa fácil para cualquier manipuladora. Pero no creo que haya sido una venganza de los guionistas a los políticos».

Las actrices han notado ciertos cambios en su traslado al canal Fox, que ya no busca contentar al público general y cierra más su tiro. «Es más frenética, más emocionante, y en eso tiene que ver la nueva duración», avanza Berta Vázquez, cuyo personaje, 'Rizos', sigue siendo igual de despreocupado que antes. Como decía El Lute, uno de los presos más famosos de los 70, «me he reído más dentro de la cárcel que fuera de ella».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos