«Los pioneros de la tele eran héroes»

Matías Prats, en plena retransmisión. :: tve/ FOTOS:
Matías Prats, en plena retransmisión. :: tve / FOTOS:

María Casado recorre 70 años de la pequeña pantalla en su libro 'Historias de la Tele'. «Me hubiera gustado vivir aquello»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

La primera televisión que se hizo en España olía a tortilla de patatas. Corría el año 1956 y la sede de TVE, situada en el madrileño Paseo de la Habana, estaba al lado de un mesón que tenía la salida de humos pegada al único plató con el que contaba el edificio. Allí se hizo el primer Telediario, presentado por David Cubedo, o el primer magacine, con el que Laura ('Laurita') Valenzuela consiguió tal fama que la gente le pedía tocarla por la calle para comprobar si era de verdad y no estaba metida en aquella caja, que por aquel entonces costaba unas 30.000 pesetas (180 euros), el sueldo de varios meses. Eso sí, en verano los televisores se iban a negro ya que todos los trabajadores de la recién nacida cadena se marchaban de vacaciones. Con esas anécdotas arranca el libro de María Casado (Barcelona, 1978) 'Historias de la Tele', editado por Aguilar y que acaba de salir a la venta (21,90 euros). En él la presentadora de 'La Mañana de La1' repasa 70 años de secretos de la pequeña pantalla en nuestro país.

«Ahora la tele huele a café, a café de máquina, cómo cambian las cosas. Este libro va a sorprender hasta a los propios que trabajan en la tele, por ejemplo Mayra Gómez Kemp, que ha escrito el prólogo, no conocía muchas de las historias y eso que ella se ha llevado 40 años en TVE», explica a este periódico Casado, que ha hecho un trabajo «de hormiguita» para desentrañar anécdotas como que Chicho Ibáñez Serrador prohibía a sus trabajadores entrar en plató vestidos de amarillo, que las cintas del golpe de estado del 23-F se salvaron gracias a que el director de TVE las escondió en un cojín cuando el ejército entró en Prado del Rey, o que la mítica frase 'Hasta aquí puedo leer' nació a raíz de los nervios del debut de Mayra Gómez en 'Un, dos, tres...'. Casado ha revisado cientos de horas de grabación de los archivos de TVE y la Academia de TV y ha entrevistado a los jubilados de la televisión, «de cuando la tele era la tele», y a maquilladoras, camareros, conserjes... «Ellos son la verdadera agencia de noticias de los platós, conocen todo lo que pasa».

- ¿Por qué dice «cuando la tele era la tele»?

«Aquella televisión era increíble, estaba hecha por personas que no habían visto nunca la tele»

- Esa televisión era increíble, estaba hecha por personas que no habían visto nunca la tele. Para mí esos pioneros son unos héroes, se la inventaron con muy poquitos medios pero con mucha imaginación. A mí me ha tocado vivir otra tele, no sé si mejor o peor, pero me hubiera gustado vivir aquello.

«Una cosa de lujo»

Estos recuerdos forman parte de la memoria colectiva para muchas generaciones, sobre todo de los nacidos antes de la llegada de las cadenas privadas, a principios de los 90, cuando la parrilla se fragmentó. Porque ¿quién no recuerda el primer televisor que se instaló en casa? «El primer televisor llegó a mi casa en 1964, cuando no había nacido aún. Yo vengo de una familia humilde y tener una tele era una cosa de lujo. Mi madre se iba a ver la tele a casa de los vecinos con la silla debajo del brazo. Creo que hasta la llegada del color, con Naranjito y el Mundial del 82 no aprovechamos para cambiarla. Recuerdo a 'Barrio Sésamo' y Espinete, 'La Bola de Cristal' y 'Un, dos tres...'. El hecho de sentar en el sofá a tres generaciones distintas no se va a repetir», apunta Casado.

Fotos

Vídeos