«Fernando va a animar el cotarro»

Carlos Serrano, como Fernando Mesía, en una de las nuevas secuencias de 'El secreto de Puente Viejo'. :: antena 3/
Carlos Serrano, como Fernando Mesía, en una de las nuevas secuencias de 'El secreto de Puente Viejo'. :: antena 3

Carlos Serrano vuelve a interpretar al villano de 'El secreto de Puente Viejo' (Antena 3) cuatro años después de abandonar la serie. «Es como montar en bici, algo que no se olvida», reconoce

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Después de cuatro años de ausencia, el actor Carlos Serrano (Alicante, 1989) se ha vuelto a poner el traje de Fernando Mesía, el recordado villano de 'El secreto de Puente Viejo' (Antena 3, lunes a viernes, a partir de las 17.30 horas) que se marchó del televisivo pueblo a mediados de 2014. Ahora regresa para poner patas arriba las vidas de sus habitantes y bajo la sospecha de estar tras la desaparición de doña Francisca (María Bouzas).

- ¿Cómo ha sido el reencuentro?

- Ha sido una maravilla, como volver a casa. Imagínate, después de haber estado allí durante dos años, en un sitio que considero mi escuela, porque allí aprendí a ser actor... Es como reencontrarte con tu familia tras un largo tiempo.

«Mantener el favor del público después de 1.800 episodios es una lotería que nos ha tocado»

- ¿Le sorprendió la llamada?

- Sí, me quedé extrañado porque estaba trabajando en otra serie de la misma productora, 'Presunto culpable', por eso no me pusieron ninguna pega. Han hecho todo lo posible para que pudiera compaginar ambos trabajos.

- Y ahora Fernando viene a revolucionar Puente Viejo.

- Es un personaje que no dejó muy buen recuerdo allí, va a ser muy divertido ver cómo todos me miran mal. Esta vuelta va a generar muchas tramas y conflictos que van a animar el cotarro.

- Las malas lenguas dicen que está detrás de la desaparición de Francisca.

- ¡Ay, las malas lenguas...! A lo mejor tienen razón. Cuando Fernando regresa a Puente Viejo lo hace con unos poderes notariales firmados por doña Francisca en los que ella le deja al cargo, de manera legal, de todos los asuntos y los negocios del pueblo. Todos tienen que tragar porque están firmados por ella, aunque muchos empezarán a sospechar de mí. Ahí está un poco la gracia, tienen que aguantarme por narices.

- ¿Es complicado volver a interpretar a un antiguo personaje?

- Es como montar en bici, nunca se olvida. Lo complicado es regresar al formato, a una serie diaria. A ese ritmo de trabajo hay que volver a adaptarse porque son muchas horas, muchas secuencias al día. Pero en una semana le quité los ruedines a la bici y tiré para adelante. El caso es que cuando uno está en Puente Viejo tiene que estar al cien por cien.

- ¿Fernando ha cambiado?

- Los guionistas lo han diseñado como alguien que viene de vuelta de todo, por encima del bien y el mal. También lo estoy disfrutando por el bagaje de los años anteriores, no solo por sus nuevas aristas.

- Ahora la ficción ha sobrepasado los 1.800 episodios.

- Tenemos que estar agradecidos todos los días, es una lotería lo que nos ha tocado después de tantos años. No es sencillo seguir contando con el favor del público.

- ¿Los seguidores de la serie le siguen recordando por la calle?

- Algunos, pero me pasa una cosa muy curiosa: si voy por la calle con otros actores de Puente Viejo les reconocen a ellos y a mí no, porque son espectadores nuevo, que se han ido enganchando después de mi salida.

- Acaba de terminar el rodaje de 'Presunto culpable' en Euskadi.

- Terminamos hace tres semanas. Ha sido un lujo porque esta sí que es una serie semanal y te puedes preparar mejor el personaje. Los exteriores en Euskadi eran una maravilla y ojalá rodemos allí una segunda temporada, lo merece.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos