«Es difícil interpretar a una mujer»

Víctor Palmero es Alba en 'La que se avecina'. :: R. C.

Víctor Palmero interpreta a Alba, la joven transexual enamoradiza de 'La que se avecina'. La comedia de Telecinco regresa esta noche con su décima temporada. «Mi personaje está gustando a la gente; espero estar a la altura»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Miércoles, 4 octubre 2017, 08:33

Cada mañana, Víctor Palmero (Onda, Castellón, 1989) se levanta a la misma hora que sus compañeras de 'La que se avecina', la comedia de Telecinco, que estrena esta noche (a partir de las 22.30 horas) su décima temporada. Le tienen que peinar, maquillar e incluso depilar, en un proceso maratoniano para convertirle en Alba, el personaje transexual al que da vida en la serie y con el que se ha ganado el cariño del público y de las asociaciones LGTBI. «Este año va a haber un acercamiento entre padre e hija que va a descolocar a la audiencia».

- ¿La comedia es un buen remedio en estos tiempos tan tensos?

- Ahora más que nunca. Además pasé el domingo pegado al televisor viendo las imágenes de Cataluña y me dieron ganas de llorar, de ver cómo está el panorama. Al día siguiente solo quería buscar series que me aislaran un poco.

- ¿Y esta temporada, cómo va a estar la cosa en Montepinar?

- También calentita (risas). Pero creo que es la temporada en la que más he conseguido disfrutar como actor, porque antes había estado buscando al personaje. Me lo he pasado muy bien y eso se va a notar.

- Su personaje ha calado, ¿ahora tiene más presión?

- Ayer mismo recibí un mensaje de felicitación muy bonito, y es verdad que me entró por un segundo el puntito ese de presión, de ser consciente de estar haciendo un personaje que está gustando a la gente. Así que espero estar a la altura.

- A Alba le toca empezar a buscar el amor, de nuevo.

- Así es, Alba arranca la temporada muy deprimida, difícil de consolar y nada explosiva como es habitual en ella. Pero va a poder recuperarse pronto y volver a la búsqueda de ese amor romántico que tanto la caracteriza. Al final va a 'pillarse' de la persona menos adecuada, una relación que va a tambalear a la familia Recio.

- ¿La aceptarán mejor?

- Va a haber un acercamiento tierno entre padre e hija que va a descolocar a la audiencia esta temporada, hasta ahora habían sido el contrapunto total.

- ¿Qué ha aprendido de las mujeres con este papel?

- Cuando hablo con compañeras me dicen que si ahora me doy cuenta de lo difícil que es ser mujer. No podemos generalizar, pero en el caso de Alba es una chica que siempre le gusta ir arreglada y no le gusta tener vello en el brazo. Así que me tengo que despertar a la misma hora de las actrices para depilarme y maquillarme. Hay un punto de tener que estar siempre guapa y es curioso.

- ¿Tenía miedo de que le criticaran por interpretar a un transexual?

- Siempre hay cierto miedo porque nunca sabes cuál es el punto en el que pasas la falta de respeto. Por ponerte un ejemplo, cuando trabajé en 'Con el culo al aire' (Antena 3) se quejaron las asociaciones de campings porque decían que dábamos una mala imagen de ellos. Lo guay es que nos hemos arriesgado con Alba y me han dejado jugar con el personaje.

- Llevan ya diez temporadas y no bajan la audiencia.

- Si te soy sincero eso no me traspasa la piel. Lo que más feliz me hace es poder seguir trabajando aquí.

- ¿Qué cameo le ha hecho más ilusión este año?

- El de Carlos Areces me ha parecido un trabajo espléndido y con Pepa Rus me lo pasé muy bien, es una gran actriz.

- ¿Ha tenido alguna vez un vecino tan surrealista?

- Sí y además como curiosidad cuando estaba empezando a interpretar a Alba hice una fiesta en mi casa y bajó la vecina de arriba a quejarse, casualmente también se llamaba Alba y hemos acabado siendo amigos.

Secciones
Servicios