Un ataúd vacío en la puerta de un convento de monjas

Esta es la curiosa estampa que pudieron contemplar los viandantes que pasaban por la céntrica calle San Benito en la tarde-noche del pasado miércoles y hasta el jueves por la mañana