Hoy

«La misa no hace daño a nadie»

Valiente defiende el carácter de servicio público del oficio religioso que emite el ente RTVE. :: r. c.
Valiente defiende el carácter de servicio público del oficio religioso que emite el ente RTVE. :: r. c.
  • Al sacerdote Javier Valiente, que presenta cada domingo 'El Día del Señor' en La2,no le parece «realista» la propuesta de Podemos de retirar la misa de la programación de TVE

¿Se debería emitir la misa en un canal público siendo España un Estado aconfesional? La reflexión la puso en la palestra la semana pasada el grupo parlamentario de Unidos Podemos, que considera, en palabras de su líder, Pablo Iglesias, que «TVE no es el espacio más sensato para ritos religiosos» y pide su eliminación de la parrilla. Sin embargo, la propuesta provocó una reacción popular inédita que triplicó la audiencia de 'El Día del Señor', el formato dominical de La2 (10.30 horas) que emite los oficios religiosos, y que sumó en su último programa 1.217.000 espectadores y el 21,3% de cuota de pantalla. Se convirtió en el espacio con mejor 'share' del día en su cadena.

«Podemos está en su derecho como partido político de seguir y estudiar las mejoras que ellos crean convenientes para la televisión pública. A mí no me parece una propuesta realista, porque hay una demanda de programas religiosos. También hay espacio para la religión hebrea, la evangélica y la islámica. Es cierto que el Estado es aconfesional, pero la sociedad no. Nosotros tenemos asignado un tiempo y cada confesión decide qué contenidos ofrecer», explica a este periódico Javier Valiente, sacerdote salesiano que conduce desde hace nueve años 'El Día del Señor', que además de la misa incluye tertulias y reportajes y se emite desde 1985, aunque los oficios religiosos televisados nacieron en España en octubre de 1956, a la par que lo hacía TVE.

Para el director del formato, el también sacerdote Juan Carlos Ramos, este subidón de audiencia responde a un hecho puntual, «una cosa espontánea, de gente que se movilizó ante la propuesta de este grupo parlamentario. Pero no creo que se repita este domingo; fue solo una llamada de atención de personas a las que les parecía mal que se quitara la misa de los domingos, muchos de ellos seguramente ni la vean de forma regular. Fíjate, ayer me contaba gente de nuestro equipo que son votantes de Podemos que la decisión les ha indignado», confiesa.

Dejar de ser noticia

Valiente va más allá en su reflexión y defiende la emisión de la misa como un servicio público «para personas con movilidad reducida o que están solas en casa. Nosotros nos acordamos de ellos y creo que la misa no hace daño a nadie». En países de nuestro entorno como Italia, Suiza o Francia también se televisan desde hace más de cuarenta años las misas católicas, además de dar espacio en su programación pública a otras confesiones religiosas que hayan llegado a acuerdos a nivel estatal. Sin embargo, el Manual de Estilo del ente público recoge que la «aconfesionalidad del Estado es el marco al que los medios públicos de RTVE deben ajustar su trabajo respecto de toda confesión religiosa», si bien puntualiza que «la confesión católica es la más seguida por la audiencia de RTVE».

«Ojalá dejemos de ser noticia y que solo sea noticia el servicio público que ofrecemos, que se dote de más medios a TVE para ofrecer más programas culturales, de entretenimiento y de deportes minoritarios, que también tienen sus seguidores», apunta Valiente. En cuanto a las partidas presupuestarias, RTVE gastó en 2011 en los espacios religiosos de sus canales 3.973.557 euros, que se distribuyeron entre las confesiones católica, hebrea, islámica y evangélica. 'El Día del Señor' tuvo una adjudicación de 1.619.307 euros.