Hoy

¿Cuánto se lleva Hacienda del mayor bote de la historia de 'Pasapalabra'?

¿Cuánto se lleva Hacienda del mayor bote de la historia de 'Pasapalabra'?
  • El poeta y profesor malagueño se quedará una parte mucho menor del premio tras cumplir con el fisco

El malagueño David Leo García consiguió completar el rosco de ‘Pasapalabra’ tras algún intento fallido. El poeta y profesor se hizo con los 1.866.000 euros del bote del programa después de veinticinco respuestas correctas. La última, curiosamente, fue la ‘R’, cuestión que se le atragantó en ediciones anteriores. Un premio que será menos jugoso por el reclamo de Hacienda. Y es que la retención y la tributación del próximo año le dejará con la mitad del mismo aproximadamente. Se quedará con 970320 euros aproximadamente.

El ‘recorte’ será de dimensiones considerables para este hombre que ya confirmó a ‘La Opinión de Málaga’ que su intención era la de “viajar a Japón, montar una librería bar y una academia que enseñe cosas inútiles”. A la hora de percibir el importe de 'Pasapalabra', a éste se le practicará una retención del 22.50 por ciento que delimita la tabla de IRPF de tramo estatal para ingresos superiores a 60.000 euros.

Además, David Leo, residente en Barcelona, tendrá que hacer frente a sus cuentas en 2017, cuando realice la declaración de la Renta por este premio de 'Pasapalabra'. En ella tendrá que pagar más o menos el 25.50 por ciento que establecen los tramos de la comunidad (sea Andalucía o Cataluña) para cantidades superiores a los 60.000 euros. Por tanto, deberá ajustar con Hacienda la retribución de aproximadamente el 48 por ciento del total en dos fases: en la primera abonará 419.850 euros y al año siguiente otros 475.830. Un total de 895680 euros que se marcharán a las arcas públicas.

El caso del malagueño de 'Pasapalabra' recuerda a la situación vivida por el equipo vallisoletano Rockcampers que consiguió llevarse el premio de 2326500 euros del programa ‘Boom’ de Antena 3 el pasado mes de junio. Las ganancias en un programa de televisión se tributan de igual manera que si fueran un sueldo. Una cuantía que se repartieron entre Javier, Héctor, Rubén y Alfredo y a la que tuvieron que hacer frente con una cantidad que ascendía, entre todos, a prácticamente un millón de euros.

Más información en el ideal.es