Tomás Campos y Diego Urdiales salen a hombros en Arnedo

LUIS RUIZ /EFE ARNEDO.

El arnedano Diego Urdiales triunfó en su tierra natal tras cuajar una faena al segundo de la tarde que le han valido las dos orejas y su salida a hombros de la plaza Arena Arnedo junto a Tomás Campos, que vive en esta ciudad riojana y que agradó al público.

Padilla recibió los primeros aplausos del público en las banderillas que puso a un primer toro, justo de fuerzas, que lidió a media altura, sin poder obligar y terminando con circulares, muy del gusto del respetable. En su segundo toro, deslucido, no pudo hacer nada con el capote, una faena sin alma.

Diego Urdiales recibió a su primero por verónicas, saliéndose a los medios y rematando con un quite por chicuelinas de gran empaque. En el quinto quiso agradar, pero el toro fue bronco, parado y deslucido.

Tomás Campos, en el tercero de la tarde, estuvo alborotado en el primer tercio, con un toro complicado, que le arrolló al inicio y al que le cortó acoplarse y que exigía colocación. El extremeño ofreció pasajes importantes entremezclados con otros deslabazados. Campos, en el que cerró plaza, basó su trasteo alternando por los dos pitones, pero sacando lo más profundo por el izquierdo. Siempre mandó en la embestida y, con la rotundidad de sus naturales, puso al público de su parte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos