José Garrido y Ginés Marín continúan la fiesta del Corpus granadino

Ginés Marín y José Garrido salen a hombros en Granada. :: efe/
Ginés Marín y José Garrido salen a hombros en Granada. :: efe

El triunfador numérico de la tarde fue Garrido, que cortó tres orejas, y Marín consiguió dos

EFE GRANADA.

José Garrido y Ginés Marín, con tres y dos orejas, respectivamente, continúan con la fiesta triunfal del Corpus granadino, que inauguró en la víspera el peruano Joaquín Galdós, dos tardes en la que se abrieron la Puerta Grande y en la que la afluencia de público fue más bien escasa.

Antonio Ferrera fue el único en salir a pie de la Monumental de Frascuelo tras marrar con los aceros la faena al cuarto, toro blando y que no transmitió absolutamente nada. Pero menos dijo la faena del balear, que en su haber solo destacó el tercio de banderillas compartido con Garrido. Sí lo cortó, en cambio, del que abrió plaza, un animal muy justo, al que Ferrera diseñó una faena compuestita.

El triunfador numérico de la tarde fue José Garrido, que cortó un apéndice del segundo de corrida, toro tan encastado como justo de fuerzas, al que toreó con temple y ligazón, pero sin poder mandar por abajo. Un final efectista de cercanías, manoletinas incluida, y una estacada al segundo intento bastó para la concesión del trofeo.

El quinto fue un sobrero de Albarreal, que sirvió para que Garrido pudiera lucirse en varias tandas.

Ginés Marín, que poco o nada pudo hacer con el mulo que hizo tercero, se desquitó con el sexto, al que instrumentó una faena de menos a más, con momentos lucidos en lo fundamental, y otros de garra y valor con el animal más aplomado, que, incluso, llegó a voltearle sin consecuencias. La congoja de la gente, y la buena estocada le granjearon las dos orejas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos