El fuerte calor hizo mella en la lidia de 'Rayito'

'Rayito' acudió con presteza a la llamada de los mozos en la plaza. :: karpint/
'Rayito' acudió con presteza a la llamada de los mozos en la plaza. :: karpint

'Lentisco', el primer toro de la Junta de Defensa, realizó un encierro rápido arropado por los mansos, y entró en los corrales de la plaza sin crear problemas

ELADIO PANIAGUA SIMÓN CORIA.

Los primeros encierros de las Fiestas de San Juan de Coria han transcurrido con plena normalidad, sin lamentar incidentes, y siendo el protagonista el calor asfixiante de la tarde del día 24. En el calendario de fiestas figuraba para esa gran tarde sanjuanera el toro 'Churrerón' de la ganadería de Pablo Mayoral, pero el toro se lesionó en una pata y hubo se ser suplido por el toro 'Rayito', de la ganadería Núñez de Tarifa. Un toro color melocotón cornipaso y muy astifino, aunque muy abierto de pitones.

Un toro que acudió con presteza a la llamada de los mozos y que en la plaza se entregó poco saliendo entero a su recorrido por las calles del recinto amurallado. El toro salió con gana de brega y en los primeros minutos en la plaza buscó a los mozos y estuvo a punto de dar un disgusto a uno de ellos junto a los barrotes. Poco a poco el calor reinante hizo mella en el animal, aunque recibió recortes muy importantes, lo que acusó el toro, que terminó por buscar lugar cómodo en la plaza.

Salió al último tramo de la lidia en el recorrido por las calles del recinto amurallado, saliendo de la plaza por la puerta de Santiago hacia la Plaza de la Cava, bajando a San Pedro por la Calle del Rey y recorriendo las calles del Cuerno, El Carmen, bajando por las Calles Seminario e Iglesia hacia la Plaza de la Catedral, recorriendo también las Cuatro Calles, Alojería y Albaicín, para regresar definitivamente a la Plaza de la Catedral, donde sobre las 9.30 de la tarde Unai Simón acabó con su vida de un certero disparo.

Espectacular fue la salida a la plaza de 'Extremeño', que en todo momento mostró su poderío y ganas de pelea Los primeros encierros transcurrieron con normalidad, sin lamentar incidentes

Otro gran toro

Espectacular fue la salida a la plaza, donde mostró en todo momento su poderío y ganas de pelea, acudiendo raudo a las llamadas de los mozos, que le obsequiaron con un buen número de recortes de lujo, además de ir con nobleza a la muleta de Pascual, muy agradecido por los aficionados. Quizás lo que más llamó la atención de este bello ejemplar de Aurelio Hernando fue el gran número de carreras que hizo durante toda la noche, persiguiendo a los corredores hasta los barrotes, donde remató con rabia. Un toro con mucha movilidad en la plaza y donde a última hora un recortador le hizo un salto acrobático muy del gusto de los aficionados. En resumen, 'Extremeño' fue un gran toro en la plaza, donde rindió a la perfección y a la tercera campanada salió por la Puerta de Santiago hacia La Cava, bajando por Los Paños hacia la Catedral, pasando después por las Calles Iglesia, Seminario, El Cuerno, San Pedro, bajando por los Paños hacia la Plaza de la Catedral, regresando en varias ocasiones a la Plaza de los Toros, donde sobre las seis menos cuarto murió en el toril.

Toros de la Junta de Defensa

Salió raudo del toril a la plaza imponiendo respeto con los afilados pitones que tenía y donde Jhosua le propinó un recorte espectacular muy aplaudido. El toro tuvo una pobre lidia en la plaza sin desgaste alguno y con escasas carreras, sin rematar ni una sola vez en los barrotes, haciéndose tediosa la lidia en la plaza, aunque debido al escaso desgaste del animal se presagiaba que el toro iba a dar un buen juego en las calles. Salió a toda pastilla de la plaza por la Cárcel real, Calle de las Monjas y San Pedro, haciendo su recorrido por las calles Seminario e Iglesia hacia la Plaza de la Catedral volviendo después por las calles Iglesia y Seminario a San Pedro y Plaza de la Cava, donde se sintió a gusto junto a las palmeras y donde sobre las dos y media de la tarde acabó con él Miguel López de un certero disparo.

Y finalmente por la tarde tuvo lugar la lidia del segundo toro del abanderado de la Junta de Defensa, Javier Ollero. Fue un toro perteneciente a la ganadería 'Partido de Resina' ( antes Pablo Romero ), cuyos toros pastan en el término municipal hispalense de Aznalcázar. Fue un toro voluminoso que llamaba mucho la atención por su presencia y trapío. Toro cárdeno, señalado con el número 27, guarismo 4 y por nombre 'Bolito'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos