Hoy

La espada dejó en una oreja la gran actuación de Alejandro Talavante en Lima

  • La gran faena llegó con el quinto, un toro serio, hondo y cuajado, que fue el más bravo del encierro

Una gran corrida de los astados de Juan Pedro Domecq permitió una gran tarde de toros en la cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros, en la que Enrique Ponce, el extremeño Alejandro Talavante y el mexicano Joselito Adame, cortaron una oreja al bien presentado encierro, que embistió con clase, nobleza y bravura.

Alejandro Talavante tuvo una gran actuación. Estuvo aseado con el segundo de la tarde, con el que no llegó acoplarse del todo.

Gran faena al quinto

La gran faena llegó con el quinto, un toro serio, hondo y cuajado, que fue el más bravo del encierro, y al que Talavante comprendió de principio a fin, lidiándolo por ambos pitones incluso de rodillas.

La faena se soportó en el toreo fundamental como en los adornos, especialmente los cambiados y las arrucinas que ya son sello propio del torero.

Un arrimón final puso la plaza a hervir. Falló con el estoque, quedando todo en una gran ovación.