Hoy

Ginés Marín se va de vacío en su debut en la Guadalajara mexicana

Marín y Cutiño, ayer.
Marín y Cutiño, ayer. / HOY
  • Marín con el tercero, no bueno, estuvo voluntarioso y se silenció su labor

El mexicano Juan Pablo Sánchez, que cortó una oreja a su primero y dio vuelta al ruedo en el otro, fue ayer el triunfador de la primera corrida de la temporada grande en la plaza de Guadalajara, en el occidente de México. Su paisano Arturo Saldívar y el extremeño Ginés Marín se fueron en vacío.

Con una entrada de media plaza se lidiaron seis toros de Torreón de Cañas, bien presentados y desiguales en su comportamiento.

Sánchez estuvo en torero y, gracias a su temple, logró realizar lo mejor de la tarde. Su faena al primero tuvo esencia y cortó una oreja. En el cuarto, nada fácil, otra labor entendida y con firmeza para saludar. Ovación y vuelta al ruedo.

Saldívar con el segundo logró destellos de calidad, pero no estuvo acertado con el acero. Ovación. Con el quinto, que no colaboró, estuvo bien a secas. Silencio.

Marín con el tercero, no bueno, estuvo voluntarioso y se silenció su labor. Con el sexto, que dio más tela, tuvo momentos buenos para escuchar palmas.