Hoy

'Notificado' ya pasta en la finca El Freixo tras ser indultado

Veterinaria y mayoral curando las heridas del novillo.
Veterinaria y mayoral curando las heridas del novillo. / NARCISO NOGALES
  • En el tramo final de la lidia de David Bolsico y cuando el joven novillero se disponía a terminar con la vida de 'Notificado' surgió en el callejón y por encima de él en los tendidos la petición de indulto

A veces la fiesta termina con un pañuelo de color naranja en el palco de presidencia, como ocurrió en el sexto de la tarde el pasado sábado en Fregenal de la Sierra. En el tramo final de la lidia de David Bolsico y cuando el joven novillero se disponía a terminar con la vida de 'Notificado' surgió en el callejón y por encima de él en los tendidos la petición de indulto para el ejemplar de la ganadería de 'El Freixo'. Fueron momentos de indefinición, el novillo se mata o no se mata.

Al final el presidente del festejo terminó zanjando el tema mostrando el pañuelo de color naranja. Poco después 'Notificado' regresó al corral de chiqueros y Bolsico paseó un simbólico rabo que le convertía en triunfador del festejo.

A la mañana siguiente, el domingo, regresaba a la plaza de toros de Fregenal de la Sierra el mayoral de esta ganadería Diego Díaz Bejae, acompañado de Carmen Arrobas, la veterinaria de la finca, quien ayudada por María Carmona se encargaba de curar las heridas de la res sobre el terreno. Así, se materializaba el compromiso del ganadero y matador de toros Julián López 'El Juli' al culminar el festejo afirmando: «Se ha ganado la vida y no voy a ser yo quien se la quite, volverá a la finca y allí estará viviendo hasta que se muera de viejo».

Dos días después ya podía verse a 'Notificado' este toro negro de capa, marcado con el número cuatro en los costillares, pastando en El Freixo junto a vacas de la ganadería. Un nuevo semental para 'El Juli' que nos permite ver la otra cara de esta fiesta, en la que toro y torero triunfan al unísono y el primero, incluso, termina salvando la vida.

«Siempre es bueno y te gusta que se indulte un novillo, dijo el matador y ganadero. Es algo bonito y por encima de todo lo que significa, que el toro haya envestido y se termine ganando la vida, yo creo que es un éxito de la fiesta, sea de quien sea el toro y si es mío, más contento todavía».