Hoy

Trofeos para Bautista y Fortes en Bargas

  • Se lidiaron seis toros de Martín Lorca, serios, de buenas hechuras aunque con muchos kilos

Una oreja cada uno pasearon los diestros Juan Bautista y Fortes en la corrida celebrada ayer en la localidad toledana de Bargas, en la que Rubén Pinar se fue de vacío al malograr con la espada dos firmes e interesantes faenas. Se lidiaron seis toros de Martín Lorca, serios, de buenas hechuras aunque con muchos kilos. Nobles para las telas, les faltó fuerza y casta. Juan Bautista, silencio y oreja. Rubén Pinar, silencio y ovación. Fortes, ovación tras leve petición y oreja. Juan Bautista instrumentó un primer trasteo sin chispa a un toro falto de emoción. Apretó un poco más en su segundo, de parecidas características, con el que se salió ligeramente de su concepto, atacando al toro en el tramo final de la faena hasta arrancar una oreja tras una buena estocada cobrada al primer intento. Precisamente, la espada -pinchó a su primero hasta en 7 ocasiones y 3 a su segundo- fue la que emborronó dos muy entonadas faenas de Rubén Pinar, en las que primó la firmeza y la templanza a partes iguales. Fortes optó por torear para sí mismo con suavidad, aplomo y verdad, que fueron sus armas principales tanto con capote como con muleta.