Hoy

Puerta grande para Curro Damián, Bolsico y Juanma Silva en Higuera

Los tres triunfadores de la tarde de ayer en Higuera. :: j. i. m.
Los tres triunfadores de la tarde de ayer en Higuera. :: j. i. m.
  • El novillero local sufrió una embestida del quinto de la tarde que no le impidió terminar su faena y salir triunfante

Bonito 'juguete' de capa jabonera el que abría plaza que, sin embargo, no gustó a Curro Damián. Soltó mucho la cara y no dejaba colocarse al torero. Hacia la mitad de la faena se templó un poquito lo que permitió que Damián tirase para adelante. Luego, pese a la estocada no dobló la res y los sucesivos descabellos enfriaron el ambiente e hicieron perder los trofeos al novillero. Ovación.

En el cuarto, la res fue, igualmente, de menos a más y se dejó hacer completamente por el pitón izquierdo con lo que permitió que Curro Damián le hiciese faena con varias series por naturales que el respetable agradeció y supo valorar. Abrió la puerta grande tras una estocada un algo caída pero muy efectiva.

Se esperaba con un cariño especial a David Bolsico en su presentación con caballos en casa y no defraudó. Tuvo la fortuna de encontrarse con un buen 'Pajarito', que le dejó hacer. Un novillo con mucha calidad que el mismo novillero definió como especialmente 'sobón'.

Lo cierto es que tenía una embestida muy dulce y como lo leyó Bolsico se dejó llevar permitiendo una extraordinaria tanda por la izquierda. Mató bien y le cortó las dos orejas.

El quinto, por hechuras, tampoco disgustó al joven matador pero el novillo no tuvo una embestida clara e incluso le arreó un golpe que terminó con David sobre el albero. Un susto preocupante de inicio aunque sin consecuencias. Media flojita y estocada definitiva le otorgaban una nueva oreja y se marchó a la enfermería, de donde salió comentando: «Tengo un pequeño hematoma con posible rotura de fibra a la altura del gemelo. Cuando me levantó me enganchó la rodilla con el pitón pero solo ha sido el golpe. Un poquito de reposo, hielo y para adelante. Ahora no hay tiempo de parar hay que estar en Fregenal la semana que viene».

Por su parte, Juanito, que manifestó confiar especialmente en esta ganadería, se mostró satisfecho con el juego de las reses. Con el tercero, 'Ralanchuela', negro mulato bragado, estuvo muy a gusto haciéndole las cosas bien. Se veía que el novillero estaba disfrutando con la res. Fue un novillo especialmente noble y Juanito estuvo a la altura por ambos pitones culminando con la espada una extraordinaria faena que le permitió cortar sus dos primeras orejas.

En el que cerraba plaza estuvo muy bien de recibo templando bien con el capote y con mucho dominio desde el arranque de la lidia. Luego las mismas artes permitieron que aprovechase las posibilidades de 'Rataguapa' con el que acabó tras un par de descabellos recibiendo una oreja.