Hoy

«Creo que el tiempo y la dedicación me van dando mi sitio»

Iván Valares, en uno de los festejos de esta temporada. :: j. p.
Iván Valares, en uno de los festejos de esta temporada. :: j. p.
  • El novillero miajadeño ha salido a hombros en cinco de los seis festejos en los que ha participado este temporada

  • Iván Valares Novillero

A salir por las puertas grandes es a lo que se está acostumbrando el novillero local Iván Valares (Cáceres, 1998) esta temporada taurina. El novillero, que lleva algo más de dos años en la Escuela Taurina de Badajoz, ha participado este verano en seis festejos taurinos y en una clase práctica (a los que hay que sumar su actuación como novillero sobresaliente en Fuentes de León y en Valencia de Alcántara).

De forma espectacular, Valares ha salido por seis puertas grandes : en Valdivia (dos orejas y rabo), Caminomorisco (dos orejas), Zahínos (dos orejas), Miajadas (cuatro orejas y rabo), Almoharín (dos orejas y rabo) y La Coronada (dos orejas). En el único festejo que no salió a hombros fue en Jerez de los Caballeros, donde cortó una oreja.

Conforme ha ido avanzando la temporada la evolución positiva del novillero ha ido haciéndose patente. La temporada de esta joven promesa está siendo espectacular.

¿Qué siente al ponerse delante de un toro?

Un cúmulo de sensaciones, ya que al principio es respeto hacia el animal porque no sabes cómo va a reaccionar. Después te vas acoplando a él y vas sintiendo otras cosas muy difíciles de explicar, incluso tranquilidad aunque suene raro.

¿Por qué decidió dedicarse al toreo?

Creo que con esa sensación se nace, y poco a poco, según fui creciendo, me fui dando cuenta de que no era un capricho, que realmente era mi sueño. Ojalá y algún día lo vea cumplido.

¿Tiene el apoyo de su familia?

Sí, totalmente, porque incluso hay algunos miembros de mi familia a los que no les gusta el mundo de la tauromaquia y aun así me apoyan porque saben que es lo que realmente quiero hacer. Pero si hay que hablar de un apoyo especial, es el de mi abuelo materno, Paco Falcón, que es quien verdaderamente siempre está conmigo. En definitiva, es quien está viviendo este sueño conmigo desde el principio y a quien le debo mucho de lo que he conseguido.

¿Quién es el torero al que más admira?

Son muchos en general y más cuando se está empezando. Se va cogiendo un poquito de cada uno e intentas crear tu propio concepto, aunque si me tuviera que quedar con alguno en concreto, sería Antonio Ferrera, porque quizás sea con el que más comparto, ya que ambos disfrutamos en el tercio de banderillas.

¿Cuánto tiempo lleva en la Escuela Taurina de Badajoz?

Un poquito más de dos años.

¿Cómo es su día a día?

Todo depende de si es invierno o verano. En invierno, voy al colegio por la mañana, ya que estoy estudiando, y por las tardes compagino mis horas de estudio con las clases de tauromaquia en Badajoz. En verano, al cambiar a matinal el horario de estas clases, aprovecho para prepararme físicamente, bien corriendo o montando en bicicleta. Lo que no se negocia es dejar de prepararme física y mentalmente para poder seguir creciendo como novillero.

¿En cuántos festejos taurinos ha participado?

Durante esta temporada llevo ya seis novilladas más el día que actué de sobresaliente en Fuentes de León junto a mis compañeros de la Escuela. Ojalá me sigan saliendo fechas, ya que disfruto con cada una de ellas, pero al ser varios compañeros en la escuela taurina, todos queremos tener oportunidades.

¿Cómo valora su trayectoria?

Progresa adecuadamente (risas). Creo que el tiempo y la dedicación me van dando mi sitio. Me queda mucho por aprender aunque mi evolución la califico de satisfactoria, puesto que voy perfeccionando lo aprendido a la vez que me voy sintiendo más seguro.

Demasiado castigo

¿Qué opinión le merece la situación actual del mundo del toro?

Creo que está recibiendo demasiado castigo desde fuera, aunque yo respeto muchísimo la opinión de aquellos a los que no les guste la tauromaquia, siempre que sea de una forma dialogante y sin imposiciones. Que la gente elija y respete las elecciones del resto. Me duele más ver cómo desde dentro los propios taurinos estamos acabando con este mundo. Yo lo considero arte, pasión, sentimiento; no política, moneda de cambio, ni nombres propios. Creo en las oportunidades y el respeto.

¿Cómo se presenta su futuro a corto y a largo plazo?

A corto bastante bien. Estoy toreando y eso ya es mucho. Somos muchos los que nos intentamos hacer un hueco. A largo ya se verá, pero de momento seguir entrenando duro día a día para poder seguir cumpliendo objetivos.

¿En qué piensa cuándo escucha la palabra 'alternativa'?

¡Uf! Todavía queda mucho tiempo. Eso es un paso serio que tengo que dar cuándo esté realmente preparado, pero sería un bonito 'punto y seguido' en mi sueño.