Pritzker para la arquitectura ética de Balkrishna Doshi

Fotografía facilitada por la Fundación Hyatt del arquitecto indio Balkrishna Doshi en su estudio. /Efe
Fotografía facilitada por la Fundación Hyatt del arquitecto indio Balkrishna Doshi en su estudio. / Efe

El arquitecto indio gana el 'Nobel' de la especialidad por un trabajo «totalmente comprometido con la sostenibilidad»

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

El indio Balkrishna Doshi es el ganador del prestigioso Premio Pritzker 2018, galardón considerado como el 'Nobel' de la arquitectura. El fallo del jurado de la Fundación Hayatt, que otorga el premio, reconoce «la excepcional arquitectura» de Doshi (Pune, 1927), con más de un centenar de edificios en los que ha plasmado «su compromiso y su dedicación a su país y a las comunidades a las que ha servido, su influencia como docente y el ejemplo sobresaliente que ha establecido para profesionales y estudiantes de todo el mundo a lo largo de su larga carrera».

Arquitecto, planificador urbano y educador durante los últimos 70 años, Doshi trabajó influenciado por los maestros de la arquitectura del siglo XX, Charles-Édouard Jeanneret, conocido como Le Corbusier, y Louis Khan. Sin embargo, «ha sido capaz de interpretar la arquitectura y transformarla en obras construidas que respetan la cultura oriental y mejoran la calidad de vida en la India». «Su enfoque ético y personal de la arquitectura ha tocado vidas de todas las clases socioeconómicas en un amplio espectro de géneros desde la década de 1950», explica la Fundación.

Para otorgar el premio, el jurado estimó que el galardonado «siempre ha creado una arquitectura que es seria, nunca llamativa o una seguidora de tendencias». Trabajos que ha realizado «con un profundo sentido de responsabilidad y un deseo de contribuir a su país y su gente a través de una arquitectura auténtica y de alta calidad». «Ha creado -detalla- proyectos para administraciones públicas y servicios públicos, instituciones educativas y culturales, y residencias para clientes privados, entre otros».

Doshi «busca unas soluciones que tienen en cuenta las dimensiones social, ambiental y económica» y, por lo tanto, su arquitectura «está totalmente comprometida con la sostenibilidad», añade el fallo.

«Mis obras son una extensión de mi vida, filosofía y sueños, tratando de crear el tesoro del espíritu arquitectónico. Le debo este prestigioso premio a mi gurú, Le Corbusier. Sus enseñanzas me llevaron a cuestionar la identidad y me obligaron a descubrir una nueva expresión contemporánea adoptada regionalmente para un hábitat holístico sostenible», comentó Doshi.

El veterano arquitecto, tras conocer la distinción, expresó su agradecimiento «con toda mi humildad» al jurado del Premio Pritzker, un «reconocimiento tan conmovedor y gratificante de mi trabajo. Esto reafirma mi creencia de que la vida es una fiesta cuando el modo de vivirla y la arquitectura se funden».

Objetos en «sinfonía»

Y es que este arquitecto entiende que los objetos y la naturaleza «están en una sinfonía, que es de lo que trata la arquitectura». «Mi trabajo es la historia de mi vida, en constante evolución, cambio y búsqueda ... buscando quitar el papel de la arquitectura, y mirar solo la vida», afirmó.

Entre los trabajos de Balkrishna Doshi desacan la institución académica Centro de Planificación Ambiental y Tecnología, enAhmedabad (1966-2012); espacios culturales tales como Tagore Memorial Hall (Ahmedabad, 1967), el Instituto de Indología (Ahmedabad, 1962) y Premabhai Hall (Ahmedabad, 1976); los complejos de viviendas Vidhyadhar Nagar Masterplan y Urban Design (Jaipur, 1984) y Life Insurance Corporation Housing o 'Bima Nagar' (Ahmedabad, 1973); y la residencia privada Kamala House (Ahmedabad, 1963), entre muchos otros.

En 1989, el arquitecto índio diseñó el Aranya Low Cost Housing (Indore, 1989) donde residen más de 80.000 personas, en 6.500 residencias unidas por patios y calles, que van desde modestas unidades de una habitación a espaciosas casas, acomodando a residentes de bajos y medianos ingresos.

Doshi es el galardonado número 45 del Premio Pritzker y el primero de India. Sucede a los españoles Carme Pigem, Ramón Vilalta y Rafael Aranda, ganadores el año pasado, e inscribe su nombre junto a galardonados como Oscar Niemeyer, Frank Gehry o Rafael Moneo. La ceremonia de entrega del Pritzker conmemora el 40 aniversario del galardón y tendrá lugar en mayo, en el Museo Aga Khan de Toronto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos