Multitudinario adiós a Johnny Hallyday

Cortejo fúnebre del cantante Johnny Hallyday en París./Afp
Cortejo fúnebre del cantante Johnny Hallyday en París. / Afp

Cientos de miles de franceses despiden al cantante en el corazón de París, en presencia de Macron y con honores propios de un jefe de Estado

COLPISA / AFPParís

Multitudinario y emotivo adiós el que dieron los franceses a su Elvis, Johnny Hallyday, el rockero fallecido de cáncer a los 74 años a quien despidieron el sábado en los Campos Elíseos de París casi con honores de jefe de Estado. Durante más de medio siglo el cantante fue «una parte de nosotros mismos, una parte de Francia», según dijo el presidenet de Francia, Emmanuel Macron, ante de varios cientos de miles de seguidores, un millón de personas según las estimaciones de la Prefectura de París. Hallyday «era mucho más que un cantante, era la vida», agregó Macron acompañado por su esposa, Brigitte.

La esposa del cantante, Laeticia, y sus dos hijas estaban en primera fila entre numerosas personalidades francesas, como los expresidentes Nicolas Sarkozy y François Hollande, los actores Jean Reno y Marion Cotillard, y otras leyendas de la música como Eddy Mitchell. Todos asistieron luego a una ceremonia religiosa en la majestuosa iglesia de la Madeleine.

Las lágrimas de Cotillard ilustraron la tristeza en la que se sumió Francia pro la muerte de Halladay, comparable a la que suscitó la de Edith Piaf en 1963. Hallyday «reina en el podio de las mitologías francesas, entre de Gaulle y Tintín», aseguró el escritor Daniel Rondeau.

Antes de la misa el cortejo fúnebre, cerrado por el féretro blanco en el que descansaban los restos mortales del artista, había descendido por la avenida de los Campos Elíseos rodeado de 700 motocicletas Harley Davidson -Hallyday era un fanático de las motos- en medio de una marea de fans llegados de todos los rincones del país que se congregó desde primera hora de la mañana. El recorrido llevó a la comitiva desde el Arco del Triunfo a la Plaza de la Concordia, en un inusual honor reservado a mandatarios extranjeros.

Para culminar el acto, la banda de Hallyday acompañó el cortejo con interpretaciones instrumentales de sus grandes éxitos, ante la mirada de los asistentes y los 1.500 policías desplegados por el centro de París. Sus restos mortales serán trasladados a la isla caribeña de San Bartolomé, donde el cantante tenía una villa y donde recibirán su sepultura definitiva.

«A Johnny lo escuché desde que estaba en el vientre de mi madre y ya nunca paré», dijo Karine Malbosc, una enfermera de 47 años que partió en la madrugada del sureste de Francia con su coche con tres acompañantes. «Lo vi más de 50 veces en concierto, y una vez, en 1992, tuve la ocasión de verlo en persona y me lancé hacia él para besarlo», recordó encaramada a una columna para tratar de ver el cortejo fúnebre.

«¿Qué artista que empieza hoy puede decir que su carrera durará 60 años? Él será el único», aseguró por su parte Didier Cornayre, de 52 años. Este conductor de camiones parisino se desplazó junto a unos amigos y su hija de 32 años, que «es todavía más fan que yo». «Hallyday supo llegar a todo el mundo», defendió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos